ACUERDO GENERAL QUE CREA EL CENTRO DE MEDIACIÓN DEL PODER JUDICIAL DEL ESTADO

Bernardo del Real Ávila, Magistrado Presidente del Tribunal Superior de Justicia del Estado, en cumplimiento a las atribuciones que me confieren los artículos 98 y 100, fracción I de la Constitución Política del Estado y, 13 fracción IX, de la Ley Orgánica del Poder Judicial de la Entidad, para los efectos legales que procedan, informo, que el día veintidós de octubre del año en curso, el H. Pleno del Tribunal Superior de Justicia dictó el siguiente

Acuerdo general

Considerando

Mantener la armonía social a través de la prevención o resolución de conflictos que se susciten entre los gobernados, es un deber fundamental del Estado que ha sido encomendado al Poder Judicial del Estado, de acuerdo a los lineamientos establecidos en el artículo 17 de la Constitución federal y 31 de la particular del Estado, asignándole la función de administrar justicia, de manera pronta, expedita y gratuita, por tratarse de una condición indispensable para el progreso y desarrollo de nuestra sociedad.

Resulta necesario adoptar medidas que permitan fortalecer el trabajo de la administración de justicia, abreviar la solución de las controversias y crear las condiciones que permitan a cualquier persona acceder a los servicios de justicia en términos de equidad, al margen de su condición social, capacidad económica o nivel de instrucción educativo. Se debe generar una capacidad de respuesta que rebase el desmesurado aumento de la litigiosidad social, los formalismos del procedimiento judicial, y las involuntarias dilaciones por parte de los órganos jurisdiccionales.

Los métodos alternos de solución de conflictos, especialmente la mediación y la justicia restaurativa, son procedimientos mediante los cuales las personas que tienen un conflicto común, solicitan el apoyo de un tercero neutral que facilita la comunicación entre ellos, para que de manera pacífica, privada, confidencial, cooperativa, consensual y equitativa, lleguen a un acuerdo satisfactorio para ambas partes; es una de las herramientas más importantes en la transformación de conflictos, una técnica que se utiliza preferentemente en el ámbito judicial, pero resuelve no sólo el conflicto, sino que lo ataca de fondo, permitiendo una vez resuelto, la convivencia entre las partes y su preocupación por no generar nuevos problemas.

La mediación integra una nueva opción en la dinámica social, significando un sistema que puede lograr una más duradera solución de las disputas, a través del diálogo y la cooperación, como una forma de preservar y retroalimentar las relaciones interpersonales, mediante la disposición para reconocer los motivos del conflicto, la propia responsabilidad en las causas que dieron lugar al mismo y el fortalecimiento de los puntos de coincidencia. Por sus características de voluntariedad, confiabilidad, neutralidad, imparcialidad, equidad, legalidad y honestidad, la mediación se ofrece como una vía para la construcción de una cultura de la paz.

Para que la mediación y la justicia restaurativa tengan un verdadero impacto en la sociedad zacatecana, es necesario iniciar con un proceso de sensibilización, primeramente a los que integramos el Poder Judicial del Estado, para continuar con diversas instituciones, de carácter público o privado, que pudieran tener de alguna u otra forma relación con la administración de justicia, y por último, pero por ello no menos importante, a la sociedad en general; dicha sensibilización debe ser enfocada a hacer del conocimiento qué es la mediación, cómo funciona, cuáles son sus beneficios y la forma en que las personas pueden y deben participar.

Con la instalación del Centro de Mediación el Poder Judicial se propone crear un mecanismo alternativo para la solución de controversias, sin que para ello sea estrictamente necesario presentarse ante un órgano jurisdiccional, buscando restablecer la comunicación y las relaciones interpersonales, fundamentándose en la buena fe a efecto de alcanzar soluciones satisfactorias, que proyecten la posibilidad de mejorar la vida de los protagonistas del conflicto o de sus intereses, independientemente de las ventajas en cuanto a la agilidad y economía procesal que proporciona la obtención de dichas satisfacciones.

Por ello, este cuerpo colegiado considera necesario crear el Centro de Mediación del Poder Judicial, como un órgano auxiliar del mismo, ello con el objeto de contar con un verdadero instrumento de pacificación social, que refleje el esfuerzo del Tribunal Superior de Justicia del Estado por mejorar la calidad en la impartición de justicia y la calidad de la vida de los ciudadanos, como una alternativa para satisfacer la necesidad de solucionar pacíficamente las controversias, con este mecanismo no se pretende sustituir al proceso judicial, sino complementarlo, logrando un desagravio más ágil y económico, en ciertas contiendas que no comprometen intereses superiores.

Con la mediación se instrumentará un procedimiento breve, sencillo, gratuito y voluntario, en las materias civil, mercantil, familiar, penal y justicia para adolescentes, siempre que el asunto importe derechos disponibles cuya definición no esté legalmente reservada a los tribunales, esto es, en todos los asuntos que no sean de orden público y de interés social.

En tal virtud, el Centro de Mediación como una unidad de apoyo a la función jurisdiccional, tendrá autonomía técnica y de gestión para conocer de las controversias que planteen los particulares, así como para proporcionar el servicio de mediación y justicia restaurativa conforme a lo que disponga el reglamento del Centro que deberá expedirse, quedando este órgano a cargo del correspondiente cuerpo de mediadores y el personal administrativo que se requiera para el ejercicio de sus funciones.

El Centro de Mediación estará integrado por el número de mediadores y personal de apoyo que se requiera y permita el presupuesto, los cuales, previa capacitación que les habilite para el desempeño de la función, serán designados por el Pleno de Magistrados. El Centro dependerá administrativamente de la Presidencia del Tribunal Superior de Justicia y rendirá cuentas de su desempeño ante dicho órgano colegiado.

Por lo expuesto y con fundamento en los artículos 11, fracciones I, IX y XI, y 13 fracción IX, de la Ley Orgánica del Poder Judicial del Estado, este órgano colegiado en ejercicio de sus atribuciones emite el siguiente

ACUERDO GENERAL QUE CREA EL CENTRO DE MEDIACIÓN DEL PODER JUDICIAL DEL ESTADO

Artículo primero. Se crea la unidad de apoyo a la función jurisdiccional que se denomina Centro de Mediación del Poder Judicial, mismo que rendirá cuenta de su desempeño al Pleno del Tribunal Superior de Justicia y administrativamente dependerá de la Presidencia de dicho Tribunal.

Art. 2º El Centro de Mediación tendrá a su cargo ofrecer a la ciudadanía en general el servicio de justicia alternativa, no jurisdiccional, ni de carácter adversarial, en el que su objetivo principal será que los protagonistas del conflicto, alcancen un acuerdo cuya efectividad depende de que lo conciban como una solución satisfactoria.

Art. 3º El Centro será competente para conocer de los asuntos de naturaleza civil, mercantil, familiar, penal y de justicia para adolescentes, siempre que el asunto importe derechos disponibles cuya definición no esté legalmente reservada a los tribunales, esto es, en todos los asuntos que no sean de orden público y de interés social.

Art. 4º La unidad de apoyo a la función jurisdiccional que se crea tendrá su sede en la capital del Estado, pero posteriormente, en la medida que se considere oportuno y el presupuesto lo permita, se podrán instalar Centros de Mediación en los distritos judiciales que determine el Pleno.

Art. 5º El Centro de Mediación se integrará por el número de mediadores y el personal necesario para su funcionamiento, los cuales serán designados por el Pleno del Tribunal Superior de Justicia.

Art. 6º Su organización y funcionamiento se determinará mediante el reglamento que en su oportunidad se emita.

Art. 7º El Centro de Mediación iniciará funciones a partir del quince de enero del año dos mil ocho.

Transitorio

Único. El presente Acuerdo General deberá publicarse en el Periódico Oficial, Órgano del Gobierno del Estado y entrará en vigor el día siguiente de su publicación.

Dado en el salón de Plenos del H. Tribunal Superior de Justicia del Estado de Zacatecas a los veintidós días del mes de octubre de dos mil siete.

Zacatecas, Zac., a 22 de octubre de 2007

El Presidente del Tribunal Superior de Justicia del Estado
Magistrado Bernardo del Real Avila

El Secretario General de Acuerdos
Lic. Marco Aurelio Rentaría Salcedo

FICHA TÉCNICA

GENERAL

Número de decreto Periódico Oficial Fecha de publicación Inicio de vigencia Legislatura
   99  12-Dic-07  13-Dic-07

Por tratarse de una disposición administrativa no contiene número de Decreto ni Legislatura

Último cotejo de vigencia: Abril de 2008