ESTATUTO DEL SERVICIO PROFESIONAL ELECTORAL DEL ESTADO DE ZACATECAS

Presentación

Con las recientes reformas constitucionales y legales en materia electoral, Zacatecas se manifiesta congruente ante los cambios que demanda una ciudadanía cada día más interesada en las cuestiones político-electorales.

En virtud de lo anterior, la Comisión Electoral del Estado se transforma en Instituto Electoral del Estado de Zacatecas. Este nuevo organismo electoral autónomo, de carácter permanente con personalidad jurídica y patrimonio propios, se integra por ciudadanos representantes del Poder Legislativo y partidos políticos, cuya función principal es la de organizar, preparar y realizar los comicios electorales, contando para ello con órganos de dirección ejecutivos, técnicos, y de vigilancia integrados por personal calificado que presta el servicio profesional electoral.

En julio de 1996, se aprobó la elaboración del anteproyecto del Estatuto del Servicio Profesional Electoral del Estado de Zacatecas, tarea que se encomendó a una subcomisión integrada de manera plural por los diversos representantes del órgano electoral. En abril del año en curso el pleno del Instituto aprobó por unanimidad el Estatuto del Servicio Profesional Electoral del Estado de Zacatecas; con este instrumento normativo se inicia una nueva época en la función electoral estatal, y como consecuencia, se consolida la estructura del Instituto mediante el servicio profesional de carrera.

El Ordenamiento tiene como objetivo, entre otros, el de asegurar el desempeño profesional de las actividades electorales, creando condiciones de certidumbre y estabilidad en el empleo, con percepciones salariales acordes a la delicada responsabilidad que se le encomienda. La permanencia del personal dependerá básicamente de la evaluación periódica en el Servicio. El personal se integra por dos cuerpos de funcionarios: el permanente, de función directiva y apoyo, y el temporal.

La aplicación del Estatuto del Servicio Profesional Electoral del Estado de Zacatecas, es un ordenamiento indispensable para encausar las actividades profesionales del personal del Instituto que propicie la eficiencia y eficacia, así como el cumplimiento de los principios de certeza, legalidad, independencia, imparcialidad y objetividad.

ESTATUTO DEL SERVICIO PROFESIONAL ELECTORAL DEL ESTADO DE ZACATECAS

TITULO PRIMERO
Del Servicio Profesional Electoral

Capítulo I
Disposiciones generales

Artículo primero. El presente Estatuto tiene por objeto establecer las normas para la organización, operación y desarrollo del Servicio Profesional Electoral; las relativas al personal del Instituto Electoral del Estado; así como las concernientes a la aplicación de sanciones administrativas.

El Consejo General tendrá en todo tiempo, la facultad de vigilar la oportuna integración, instalación y adecuado funcionamiento de los órganos del Instituto.

Art. 2º Para los efectos de este Estatuto, se entenderá por:

  Estatuto: el Estatuto del Servicio Profesional Electoral del Estado de Zacatecas.
  Instituto: el Instituto Electoral del Estado de Zacatecas.
  Servicio Profesional: el Servicio Profesional Electoral.
  Personal de carrera: los miembros del Servicio Profesional Electoral.
  Consejo General: Consejo General del Instituto Electoral del Estado de Zacatecas.
  Catálogo: El Catálogo General de Cargos y Puestos del Instituto Electoral del Estado de Zacatecas.
  Dirección: Dirección Ejecutiva de Administración.

Art. 3º El Servicio Profesional Electoral es un sistema de personal de carrera, integrado por funcionarios electorales especializados, que tiene por objeto, respecto del Instituto:

I. Asegurar el desempeño profesional de sus actividades;

II. Proveer al mismo del personal calificado necesario para prestar el Servicio Profesional Electoral;

III. Coadyuvar a la consecución de sus fines; y

IV. Apoyar el ejercicio de las atribuciones de sus órganos.

Art. 4º Para que el Servicio Profesional Electoral cumpla sus objetivos, el Instituto deberá:

I. Reclutar, seleccionar, formar y desarrollar al personal permanente, conforme a lo establecido en el presente Estatuto;

II. Fomentar en sus miembros la lealtad e identificación con la institución;

III. Fomentar entre sus miembros la vocación por el desarrollo de la vida democrática;

IV. Promover que en el ejercicio de su desempeño, el personal se apegue a los principios de certeza, legalidad, imparcialidad, objetividad e independencia, establecidos en el artículo 20 de la Constitución Política del Estado de Zacatecas, que rigen la función estatal de organizar las elecciones en el Estado;

V. Propiciar la permanencia y superación de sus miembros, basadas en expectativas ciertas de desarrollo personal, mediante una carrera como funcionario electoral del Instituto;

VI. Promover el desarrollo y consolidación de las capacidades de sus integrantes y fomentar su dedicación al Servicio Profesional Electoral;

VII. Vincular el cumplimiento de los objetivos institucionales con el desempeño de las responsabilidades y el desarrollo profesional del personal permanente; y

VIII. Generar en el personal permanente un alto sentido de responsabilidad en la realización de las actividades institucionales.

Capítulo II
Del personal del Instituto Electoral del
Estado de Zacatecas

Art. 5º El personal del Instituto será: permanente, administrativo y temporal.

Art. 6º El personal permanente se integrará de funcionarios electorales, ocupará cargos propios, diferenciados de los puestos de la estructura del Instituto. Para propiciar su permanencia en el Servicio Profesional se le otorgará la titularidad en el cargo, conforme a las condiciones previstas en el presente Estatuto.

Art. 7º El personal administrativo comprenderá a quienes presten sus servicios de manera regular y realicen actividades que no sean exclusivas de los miembros del Servicio Profesional.

Art. 8º El personal temporal será aquel que preste sus servicios al Instituto por un tiempo u obra determinados, ya sea para participar en los procesos electorales, o bien en programas o proyectos institucionales, incluyendo los de índole administrativo.

Art. 9º El personal del Instituto quedará sujeto a las disposiciones del presente Estatuto, a las que se deriven del mismo y a las demás aplicables.

Art. 10. Todo el personal del Instituto será de confianza.

Art. 11. La contratación del personal temporal se sujetará a lo dispuesto por la legislación del Estado.

Capítulo III
De las normas generales para la operación del
Servicio Profesional Electoral

Art. 12. La dirección llevará a cabo la planeación, organización, operación y supervisión del Servicio Profesional. Para ello, elaborará y someterá a través de la presidencia a la aprobación del Consejo General las normas, políticas y los procedimientos correspondientes.

Art. 13. El ingreso al Servicio Profesional se dará bajo el principio de igualdad de oportunidades, para lo cual se considerarán los conocimientos, idoneidad y experiencia. Para la promoción en el mismo, se tomarán en cuenta los resultados de la evaluación de su desempeño profesional.

Art. 14. La estructura ocupacional determinará los puestos y su número, requeridos por cada unidad administrativa del Instituto para el cumplimiento de sus objetivos y para el ejercicio de sus funciones.

Art. 15. El Consejo General aprobará la estructura ocupacional de cada área del Instituto a propuesta del presidente, considerando la respectiva estructura, objetivos, funciones y programas de trabajo, así como las disponibilidades presupuestales.

La dirección elaborará y presentará anualmente al presidente la propuesta de estructura ocupacional del Instituto, considerando la opinión de las demás áreas del organismo.

Dicha propuesta se presentará con antelación a la elaboración del anteproyecto del presupuesto del Instituto.

Art. 16. El Consejo General aprobará los puestos que podrá ocupar el personal del Instituto, los cuales estarán señalados en el catálogo.

Art. 17. El Consejo General aprobará las normas y políticas generales relacionadas con las materias de su competencia, así como aquellas que regula el presente Estatuto.

Art. 18. La dirección deberá presentar al presidente del Instituto un informe anual sobre el desempeño del Servicio Profesional.

Art. 19. Las diferentes áreas del Instituto deberán proporcionar a la dirección los apoyos y la información necesarios para el establecimiento y operación del Servicio Profesional Electoral.

TITULO SEGUNDO
De la integración del Servicio Profesional Electoral

Capítulo I
De los cuerpos que integran el Servicio Profesional Electoral

Art. 20. El Servicio Profesional se integrará por dos cuerpos de funcionarios.

Art. 21. El cuerpo permanente de función directiva proveerá el personal para cubrir los cargos con atribuciones de dirección, de mando y de supervisión, así como el cuerpo de funcionarios temporales y administrativos.

Art. 22. El cuerpo de la función directiva comprenderá los funcionarios que cubrirán los cargos establecidos en el catálogo de puestos y cargos.

La presidencia conforme a las necesidades del Instituto podrá autorizar el personal permanente su cambio de un cuerpo a otro, conforme lo dispone el presente Estatuto.

Art. 23. El cuerpo de funcionarios temporales y administrativos proveerá el personal por tiempo y obra determinado, y el indispensable para la administración.

Capítulo II
Del catálogo general de cargos y
puestos del Instituto Electoral del Estado

Art. 24. El Instituto contará con un catálogo, el cual clasificará y agrupará los puestos por rama, tipo de actividad, nivel y función. Asimismo, precisará aquellos que deberán ser ocupados exclusivamente por miembros del Servicio Profesional.

Art. 25. El catálogo establecerá, a partir del puesto de presidente del Instituto y en orden descendente, los niveles y clasificación de los mismos.

Entre los niveles de puestos habrá un diferencial de remuneraciones que será previsto en el anteproyecto de presupuesto por el Instituto. Este proyectará los niveles de puesto que comprenderá el catálogo, así como los puestos y número de los mismos que habrá en cada nivel.

Art. 26. La elaboración del catálogo, así como sus actualizaciones, estarán a cargo de la dirección, la que lo hará llegar al presidente para que lo someta a la aprobación del Consejo General. Dicho documento será actualizado anualmente y deberá ser congruente con las estructuras orgánicas y ocupacional del organismo, así como las previsiones presupuestales.

Art. 27. En el catálogo, cada uno de los puestos deberá tener una cédula de identificación, la cual precisará como mínimo lo siguiente:

a) Nombre;

b) Nivel jerárquico;

c) Rama, tipo y clasificación del puesto;

d) Descripción general de las funciones que deben realizarse;

e) Relación de autoridad y comunicación con puestos superiores, inferiores y similares; y

f) Descripción de requisitos que se deberán reunir para ocupar el puesto.

Art. 28. Los tabuladores y las remuneraciones aplicables al personal del Instituto serán aprobados por la presidencia, con base en las provisiones presupuestales autorizadas.

TITULO TERCERO
Del ingreso al Servicio Profesional Electoral

Capítulo I
Del reclutamiento y selección de aspirantes

Art. 29. El reclutamiento y la selección tendrán como propósito captar aspirantes idóneos para ingresar al Servicio Profesional, una vez satisfechos los requisitos correspondientes.

Art. 30. La presidencia, considerando las vacantes existentes en la estructura ocupacional, así como las necesidades del Instituto, determinará las que en cada cuerpo del Servicio Profesional deberán ser ocupadas.

Art. 31. Los interesados en ingresar al Servicio Profesional deberán cumplir con los siguientes requisitos:

I. Ser mexicano por nacimiento, en pleno ejercicio de sus derechos civiles y políticos;

II. Gozar de buena reputación y no haber sido condenado por delito alguno, salvo que hubiese sido de carácter imprudencial;

III. Haber acreditado nivel de licenciatura;

IV. No desempeñar o haber desempeñado cargo de elección popular en los últimos cinco años;

V. No ser o haber sido dirigente nacional, estatal o municipal de algún partido u organización políticos en los últimos cinco años;

VI. No estar inhabilitado por ocupar cargo o puesto público;

VII. Aprobar los exámenes que para el efecto se determinen;

VIII. Presentar la solicitud respectiva, acompañada de la documentación que acredite los requisitos anteriores;

IX. Ganar el concurso de incorporación conforme se establezca en la convocatoria que formule el Instituto.

Art. 32. La dirección llevará los registros de los resultados obtenidos por los solicitantes a ingresar al Servicio Profesional.

Art. 33. La incorporación de los aspirantes al Servicio Profesional la llevará a cabo el Instituto, ciñéndose estrictamente a los resultados obtenidos en las evaluaciones, concursos o exámenes aplicados.

Capítulo II
De la adscripción a los órganos del Instituto

Art. 34. Los miembros del Servicio Profesional serán adscritos o readscritos a los órganos del Instituto, conforme a las necesidades del servicio.

Art. 35. La adscripción o readscripción se llevará a cabo considerando las necesidades del Instituto y la idoneidad del personal de carrera para ocupar el puesto de que se trate, así como, antigüedad, desempeño profesional y aprovechamiento en los programas de formación y desarrollo, sin menoscabo de las remuneraciones y prestaciones que le correspondan.

Art. 36. El Instituto podrá asignar a miembros del Servicio Profesional en programas y proyectos que lleve a cabo con otras instituciones, de conformidad con los convenios que para el efecto se suscriban.

Art. 37. El presidente, tomando en cuenta la opinión de las áreas, propondrá al Consejo General y en su caso, llevará a cabo la adscripción y asignación del puesto que corresponda al personal permanente.

Art. 38. El oficio de adscripción deberá contener:

a) El órgano, programa o proyecto del Instituto al cual se adscribe;

b) La denominación del puesto que se asigna;

c) Los datos generales del miembro del Servicio Profesional;

d) El monto e integración de las remuneraciones que correspondan;

e) La vigencia de la adscripción; y

f) Los demás elementos que determine el Instituto.

TITULO CUARTO
Del sistema de evaluación personal

Capítulo único

Art. 39. El Instituto establecerá un sistema para evaluar de manera integral tanto a los aspirantes como a los miembros del Servicio Profesional. Por medio de este mecanismo se conocerán, analizarán, valuarán y calificarán, entre otros aspectos: los antecedentes personales, el desempeño profesional y la participación en los programas de formación y desarrollo.

Art. 40. La evaluación del personal permanente deberá realizarse anualmente, considerando la complejidad de función, tiempo y lugar, así como al grado de conflictividad de un área o puesto determinado.

Art. 41. La evaluación tendrá por objeto apoyar a las autoridades del Instituto en la toma de decisiones, con respecto a la incorporación, adscripción, asignación de puestos, ascensos y los demás procedimientos que con relación a los miembros del Servicio Profesional establece este Estatuto.

Art. 42. La dirección coordinará el proceso de evaluación de los aspirantes y miembros del Servicio Profesional. De los resultados obtenidos presentará un dictamen al Instituto.

Art. 43. Para la incorporación de los ascensos del personal de carrera se aplicará sin excepción un procedimiento evaluatorio.

Art. 44. Para elaborar los dictámenes con respecto a la evaluación del desempeño del personal permanente del Instituto, éste con la opinión de las áreas respectivas.

TITULO QUINTO
Del desarrollo del personal permanente

Capítulo único
De los programas de formación y desarrollo profesional

Art. 45. El Instituto, por conducto de la dirección, llevará a cabo programas de formación y desarrollo profesional.

Estos programas tendrán por objeto asegurar el desempeño profesional de los servidores del Instituto. Para ello, promoverán que éstos posean los conocimientos, habilidades y actitudes necesarios para prestar el Servicio Profesional Electoral.

Art. 46. La objetividad y la imparcialidad serán los principios para la formación y desarrollo del personal permanente.

Art. 47. Para su ingreso y permanencia en el Servicio Profesional, así como para el ascenso, el personal permanente estará obligado a participar y acreditar los programas de formación y desarrollo profesional, de conformidad con las normas y políticas que establezca el Instituto.

Art. 48. La dirección analizará y, en su caso, validará y registrará los eventos de formación y desarrollo profesional que tendrán valor curricular para el personal permanente.

Asimismo, de conformidad con las evaluaciones correspondientes, se establecerá el registro de los créditos que obtengan y acumulen los miembros del Servicio Profesional en su participación en las actividades de formación y desarrollo. Estos créditos serán considerados para los ascensos y la asignación de puestos.

Art. 49. El presidente del Instituto podrá celebrar convenios con instituciones académicas y de educación superior a fin de propiciar que participen en los programas de formación y desarrollo. Igualmente, su buscará la colaboración de profesionales y académicos que cuenten con reconocimiento en temas vinculados con estos programas.

Art. 50. La participación de los miembros del Servicio Profesional en los programas de formación y desarrollo, se llevará acabo simultáneamente al desempeño de un puesto en el Instituto. Para ello, el personal permanente gozará de las facilidades necesarias.

Art. 51. La ejecución de los programas de formación y desarrollo se llevará a cabo considerando la estructura del Instituto.

Art. 52. La formación del personal permanente, será apoyada con actividades de desarrollo y actualización profesional. Estas tendrán por objeto capacitar específicamente, así como consolidar y mantener actualizado el personal en materias relacionadas con los fines del Instituto.

Art. 53. Para apoyar la operación de los programas de formación y desarrollo el Instituto efectuará las gestiones necesarias para elaborar los textos y materiales didácticos, así como para obtener los recursos y servicios que dichos programas demanden.

Art. 54. Los miembros del Servicio Profesional que acrediten las diversas fases de los programas de formación y desarrollo podrán ser requeridos por el Instituto para colaborar en la impartición de los mismos.

Art. 55. La dirección llevará el registro individual de los integrantes del Servicio Profesional que, como mínimo, contendrá lo siguiente:

a) Nombre y domicilio actualizado;

b) Antigüedad en el Servicio Profesional;

c) Adscripción y puesto que estuviere desempeñando;

d) Adscripción y puestos desempeñados con anterioridad en el Instituto;

e) Títulos grados académicos obtenidos;

f) Obras o estudios de carácter institucional en que hubiere participado;

g) Créditos obtenidos dentro de los programas de formación y desarrollo profesional;

h) Proyectos y estudios de carácter institucional en que hubiere participado;

i) Resultados de las evaluaciones efectuadas con relación a su desempeño en el Servicio Profesional;

j) Participación, como expositor en conferencias, seminarios, congresos y demás eventos similares; y

k) Otras actividades desarrolladas dentro o fuera del Instituto, conforme a las normas que al efecto se expidan.

Art. 56. La dirección integrará un registro general de los miembros del Servicio Profesional.

TITULO SEXTO
De las obligaciones y derechos de los miembros del Servicio Profesional Electoral

Capítulo I
De las obligaciones de los miembros del Servicio Profesional Electoral

Art. 57. Los miembros del Servicio Profesional Electoral tendrán las siguientes obligaciones:

I. Coadyuvar al cumplimiento de los fines del Instituto y del Servicio Profesional;

II. Ejercer sus funciones con estricto apego a los principios de certeza, legalidad, independencia, imparcialidad y objetividad;

III. Conducirse en todo tiempo con imparcialidad y objetividad, respecto de las posiciones de los partidos políticos, sus militantes y sus dirigentes, procurando que las relaciones de comunicación con ellos se lleven a cabo con cordialidad y respeto;

IV. Participar en los programas de formación y desarrollo profesional, así como acreditar las evaluaciones sobre dicha participación, en los términos que establezca el Instituto;

V. Observar las disposiciones establecidas en los procedimientos de evaluación del desempeño que determine el Instituto;

VI. Acatar las disposiciones para reincorporarse al Servicio Profesional en los casos de disponibilidad;

VII. Observar y hacer cumplir las disposiciones de orden jurídico, técnico y administrativo que emitan los órganos competentes del Instituto;

VIII. Ejecutar sus actividades observando las instrucciones que reciban de sus superiores jerárquicos;

IX. Proceder con discreción en el ejercicio de sus funciones, guardando estricta reserva acerca de los asuntos del Instituto que conozcan con motivo del desempeño de sus actividades; evitando proporcionar información oficial por cualquier medio, sin la autorización previa y expresa de su superior jerárquico;

X. Proporcionar a las autoridades del Instituto los datos personales que para efectos de su relación jurídica se soliciten, presentar la documentación comprobatoria que corresponda, así como comunicar, oportunamente cualquier cambio sobre dicha información;

XI. Cumplir con eficiencia y eficacia las funciones que se le confieran;

XII. Desarrollar sus actividades en el puesto, lugar y área de adscripción que determinen las autoridades del Instituto;

XIII. Asistir puntualmente a sus labores y respetar los horarios establecidos;

XIV. Cumplir las comisiones de trabajo que por necesidades del Instituto se le encomienden, en lugar y área distintos al de su adscripción, durante los periodos que determinen las autoridades del organismo;

XV. Proporcionar la información y documentación necesarias al funcionario del Instituto que se designa para suplirlo en sus ausencias, en su caso;

XVI. Custodiar, hacer entrega y rendir informes de los documentos, fondos, valores y bienes, cuya atención, administración, trámite o guarda estén a su cargo; y

XVII. Las demás que le impongan este Estatuto y otros ordenamientos.

Art. 58. Los miembros del Servicio Profesional se abstendrán de:

I. Intervenir en asuntos electorales que no sean de competencia del Instituto, salvo en los casos en los que se tenga autorización para ello y así se establezca en los convenios que celebre el organismo;

II. Emitir opinión pública o efectuar manifestaciones de cualquier naturaleza, en favor o en contra de partidos u organizaciones políticas, así como de sus dirigentes, candidatos o militantes, en los términos prescritos por las leyes de la materia. Quedarán exceptuadas las declaraciones autorizadas que se formulen con motivo de debates sobre el Instituto, la ejecución de sus programas o el desempeño de sus funciones;

III. Incurrir en actos y omisiones que pongan en peligro su seguridad, la del personal del Instituto o la de terceros que por cualquier motivo se encuentren en sus instalaciones, así como de los bienes al cuidado o propiedad del Instituto;

IV. Sustraer indebidamente información, documentos, bienes y recursos de cualquier naturaleza al cuidado del Instituto;

V. Alterar o falsificar documentación o información del Instituto de cualquier naturaleza;

VI. Efectuar la destrucción de documentación o información del Instituto sin contar con autorización expresa para ello;

VII. Faltar a su lugar de adscripción o al desempeño de sus actividades sin causa justificada o sin autorización expresa de su superior jerárquico inmediato;

VIII. Concurrir a su lugar de adscripción o al desempeño de sus actividades en estado de ebriedad o bajo la influencia de algún narcótico o droga enervante, salvo que, en este último caso, exista prescripción médica;

IX. Ausentarse de su lugar de adscripción o abandonar las actividades sin autorización expresa de sus superiores;

X. Llevar a cabo colectas, rifas, sorteos, o la venta de bienes o servicios en las instalaciones del Instituto;

XI. Desempeñar otro empleo público federal, estatal o municipal, salvo que se cuente con la autorización correspondiente por parte del Instituto;

XII. Portar armas de cualquier clase durante el desempeño de sus actividades;

XIII. Permanecer en las instalaciones del Instituto o introducirse a ellas, fuera de sus horas de actividades, salvo que exista causa justificada y autorización expresa del superior jerárquico inmediato; y

XIV. Las demás que determinen este Estatuto y otros ordenamientos.

Capítulo II
De los derechos de los miembros del
Servicio Profesional Electoral

Art. 59. La relación jurídica entre el Instituto y el personal permanente se dará a través del nombramiento que se otorgue a éstos para formar parte del Servicio Profesional.

El presidente del Instituto, en ejercicio de sus atribuciones, podrá delegar las facultades correspondientes a los funcionarios del Instituto que estime conveniente, a fin de que puedan expedir los nombramientos respectivos.

Art. 60. El personal permanente tendrá el derecho a la seguridad social y demás prestaciones legales.

Art. 61. Son derechos de los miembros del Servicio Profesional:

I. Recibir su nombramiento como miembro del Servicio Profesional que corresponda, una vez satisfechos los requisitos establecidos;

II. Ser asignado en alguno de los puestos de la estructura ocupacional del Instituto y adscrito a un área específica del mismo;

III. Recibir las remuneraciones determinadas en los tabuladores institucionales, así como en las demás que establezca el Instituto, conforme al presupuesto autorizado;

IV. Recibir los apoyos y la autorización correspondiente para participar en los programas de formación y desarrollo profesional;

V. Obtener la autorización correspondiente para estar en situación de disponibilidad, en los términos del título séptimo de este Estatuto;

VI. Inconformarse ante las autoridades correspondientes del Instituto, en contra de los actos que consideren les causen algún agravio en su relación jurídica con el organismo;

VII. Ser restituido en el goce y ejercicio de sus derechos y prestaciones, cuando habiendo sido suspendido o separado del Servicio Profesional, así lo establezca la resolución al recurso de reconsideración interpuesto;

VIII. Recibir conforme a la normatividad aplicable, el pago de pasajes, viáticos y demás gastos complementarios o adicionales, cuando por necesidades del Instituto se requiera su desplazamiento para el desahogo de comisiones oficiales a un lugar distinto al del municipio donde se encuentre su adscripción;

IX. Disfrutar de un día de descanso a la semana y de veinte días hábiles al año de vacaciones con goce íntegro de remuneraciones. Para ello, se tomarán en consideración las necesidades del Instituto, particularmente, en los años en que se lleven a cabo procesos electorales, para los cuales el Instituto establecerá los calendarios y modalidades correspondientes;

X. Recibir, previo a la fecha en que goce sus vacaciones, una prima vacacional, cuyo monto y modalidades estarán previstos en el presupuesto;

XI. Recibir una prima de antigüedad, en los términos que establezca la legislación aplicable; y

XII. Los demás que establezca este Estatuto, la legislación aplicable y los que apruebe el Instituto.

Art. 62. El Instituto promoverá el desarrollo social y cultural de los miembros del Servicio Profesional y de sus familiares. Anualmente deberá prever en el anteproyecto de presupuesto los recursos para tal fin

TITULO SEPTIMO
De la disponibilidad, separación y
reingreso al Servicio Profesional Electoral

Capítulo I
De la disponibilidad

Art. 63. La disponibilidad es la situación en la que se encuentra un miembro del personal permanente, al que se le autoriza ausentarse temporalmente del Servicio Profesional, para dedicarse a actividades de su interés particular, en los términos de este capítulo.

Art. 64. La disponibilidad de un miembro del Servicio Profesional será autorizada por el Consejo General, en los casos en los que no sean afectadas las actividades del Instituto.

Art. 65. La disponibilidad, en ningún caso, será autorizada durante el proceso electoral, ni para el desempeño de cargos de elección popular o de dirección en una organización o partido políticos.

Art. 66. La disponibilidad no podrá exceder de un año, salvo casos excepcionales que deberán ser resueltos por el Consejo General.

Art. 67. Durante el lapso que comprenda la disponibilidad, el miembro del Servicio Profesional dejará de percibir las remuneraciones correspondientes que tenga, quedando suspendidas igualmente las prestaciones inherentes, acorde a las disposiciones aplicables.

Art. 68. Cuando las necesidades del Instituto lo demanden, podrá ser requerido para incorporarse nuevamente al Servicio Profesional, aún antes de que concluya el periodo autorizado para la disponibilidad

Art. 69. El personal permanente que se encuentre en disponibilidad deberá solicitar a la dirección su reincorporación al Instituto, quince días naturales antes de que concluya el periodo autorizado de la disponibilidad.

Art. 70. Los miembros del Servicio Profesional podrán solicitar su reincorporación al mismo antes de que concluya el periodo autorizado de disponibilidad. En este caso, la reincorporación será autorizada siempre y cuando existan las vacantes correspondientes.

Art. 71. Durante los periodos de disponibilidad, los miembros del Servicio Profesional, sin menoscabo del ejercicio de sus derechos políticos y civiles, deberán observar una conducta ajena a toda actividad de proselitismo político.

Capítulo II
De la separación del
Servicio Profesional Electoral

Art. 72. La separación del Servicio Profesional es el acto mediante el cual el personal de carrera deja de pertenecer al Servicio Profesional.

Art. 73. Los miembros del Servicio Profesional quedarán separados del mismo por las causas siguientes:

I. Renuncia;

II. Retiro por edad y tiempo de servicios, incapacidad física o mental que le impida el desempeño de sus funciones o fallecimientos;

III. Destitución;

IV. Por mutuo consentimiento; y

V. Por abandono del cargo.

Art. 74. La renuncia es el acto mediante el cual el miembro del Servicio Profesional expresa a la autoridad correspondiente del Instituto, su voluntad de separarse del Servicio Profesional de manera definitiva.

Art. 75. La renuncia del personal permanente deberá presentarse por escrito y producirá efectos desde la fecha que esté asentada en el documento de aceptación de la misma.

Art. 76. El personal permanente podrá ser reubicado en otras áreas o puestos del Instituto, o quedar separado del Servicio Profesional, cuando se lleve a cabo una reestructuración o reorganización administrativa que implique supresión o modificación de áreas del organismo o de las estructuras de rango u ocupacionales.

Art. 77. El personal permanente causará baja del Servicio Profesional por destitución en los siguientes casos:

I. Incumplimiento de sus obligaciones; y

II. No acreditar los programas de formación y desarrollo profesional que lleve a cabo el Instituto, en los términos que el mismo establezca.

Art. 78. El personal permanente que cause baja del Servicio Profesional deberá efectuar la entrega, y rendir los informes de los documentos, bienes y recursos asignados a su custodia, así como de los asuntos que tenga bajo su responsabilidad. Para ello, en cada caso, deberá elaborarse el acta administrativa de entrega-recepción, en los términos que establezca la dirección.

Capítulo III
Del reingreso al
Servicio Profesional Electoral

Art. 79. La presidencia podrá autorizar el reingreso al Servicio Profesional, cuando existan las vacantes en la estructura ocupacional del Instituto y sus necesidades así lo demanden.

Art. 80. Podrán reincorporarse al Servicio Profesional las personas que habiendo pertenecido al mismo se hubieran separado por cualquiera de lo siguientes motivos:

I. Reestructuración o reorganización administrativa del Instituto; y

II. Renuncia.

Art. 81. Los interesados en reingresar al Servicio Profesional deberán cubrir los requisitos establecidos en este Estatuto y presentar la documentación que determine la dirección, así como una solicitud por escrito en la cual se expliquen los motivos que se tienen para reingresar.

Art. 82. Las personas que soliciten reingresar al Servicio Profesional deberán aprobar los exámenes que para el efecto se determinen.

Art. 83. El Instituto determinará el reingreso al Servicio Profesional, tomando en cuenta la opinión de la dirección y considerando como mínimo los siguientes elementos:

a) Méritos y resultados durante su desempeño en el Servicio Profesional;

b) Obras y estudios realizados, así como títulos profesionales o grados académicos obtenidos con posterioridad a la separación del Servicio Profesional que pudieran ser de interés para el Instituto; y

c) Actividades desarrolladas durante su separación del Servicio Profesional.

Art. 84. Las personas que reciban la autorización para reincorporarse al Servicio Profesional, habiéndose separado del mismo, serán reincorporadas al cuerpo correspondiente. Se exceptúan los casos en los que el motivo de la separación hubiere sido la reestructuración o reorganización administrativa del Instituto, en los cuales el mismo determinará el puesto o cargo al que se reincorporarán.

Art. 85. Para efectos de readscripción y reasignación en un puesto del personal que se reincorpore, la dirección procederá en los términos de este Estatuto.

TITULO OCTAVO
Del personal administrativo y del temporal

Capítulo I
Disposiciones generales

Art. 86. El Instituto determinará las normas y políticas generales relativas a la administración del personal administrativo y temporal. La dirección establecerá los procedimientos correspondientes.

Art. 87. Para los efectos de este Estatuto, la relación jurídica entre el Instituto y el personal administrativo y temporal se dará a través de un nombramiento o mediante un contrato celebrado conforme a la Ley del Servicio Civil, respectivamente.

Art. 88. El presidente del Instituto, en ejercicio de sus atribuciones, podrá delegar las facultades correspondientes a los funcionarios del Instituto que estime conveniente, a fin de que puedan expedir los nombramientos o suscribir los contratos de honorarios.

Art. 89. Quienes soliciten ingresar al Instituto como personal administrativo y temporal, deberán reunir los siguientes requisitos, sin perjuicio de lo que dispongan el catálogo y otras normas aplicables:

I. Ser ciudadano mexicano, en pleno ejercicio de sus derechos civiles y políticos;

II. Gozar de buena reputación y no haber sido condenado por delito alguno, salvo que hubiese sido de carácter imprudencial;

III. Contar con los conocimientos, experiencia y habilidades requeridos para ingresar al Instituto;

IV. Poseer la escolaridad mínima que se establezca en el catálogo;

V. Aprobar los exámenes que les sean aplicados;

VI. No estar inhabilitado para ocupar cargo o puesto público; y

VII. Presentar la solicitud respectiva, acompañada de la documentación que acredite los requisitos anteriores.

Art. 90. Para la selección del personal administrativo y temporal se tomarán en cuenta los antecedentes académicos y laborales de los solicitantes, así como los resultados de los exámenes que se hubieren aplicado por el Instituto.

Art. 91. Las personas que no formen parte del personal del Instituto y que queden asignadas al mismo para la ejecución de programas o proyectos institucionales, en virtud de los convenios que para tal efecto se suscriben, quedarán obligadas a ejercer sus funciones con estricto apego a los principios de certeza, legalidad, imparcialidad, independencia, objetividad y cumplir las obligaciones que para el personal administrativo del Instituto establece este Ordenamiento.

Capítulo II
De la incorporación del personal administrativo y del temporal

Art. 92. La incorporación del personal a que se refiere este título, se llevará a cabo ajustándose al número de puestos establecidos en la estructura ocupacional, a las remuneraciones autorizadas y a la disponibilidad presupuestal, así como a las normas y procedimientos aplicables.

Art. 93. El personal administrativo, en su caso, deberá someterse a un curso de inducción al puesto, que tendrá como objetivos introducir al personal en el conocimiento del Instituto, su estructura y funciones, así como recibir el adiestramiento que corresponda para la ejecución de las actividades que deberá desempeñar.

Art. 94. El personal administrativo que cumpla con los requisitos de ingreso establecidos será incorporado al Instituto mediante la expedición de un nombramiento.

Art. 95. Los nombramientos contendrán, por lo menos:

a) Nombre, nacionalidad, edad, registro federal de contribuyentes, sexo, estado civil, domicilio y escolaridad o grado académico;

b) Puesto a desempeñar, adscripción, horario, remuneraciones y vigencia;

c) Constancia de que el interesado rinde protesta de hacer prevalecer la lealtad de la Constitución Política de Estado de Zacatecas, las leyes y al Instituto; y

d) Los demás elementos que determine la dirección de los instrumentos normativos correspondientes.

Art. 96. El personal administrativo será adscrito al área que la presidencia determine, considerando las necesidades del Instituto y conforme a las normas, políticas y procedimientos que para el efecto se establezcan.

Art. 97. De conformidad con las necesidades del Instituto, el personal administrativo podrá ser adscrito a otra área del mismo, sin perjuicio de las remuneraciones y prestaciones que le establezcan.

Art. 98. El personal temporal que cumpla con los requisitos de ingreso establecidos será incorporado al Instituto mediante la suscripción de un contrato conforme a la Ley del Servicio Civil.

Art. 99. El contrato contendrá como mínimo:

a) Los datos generales del prestador del servicio;

b) Registro federal del contribuyente;

c) La descripción genérica de las actividades a ejecutar;

d) Lugar en que desempeñará sus servicios y la vigilancia de los mismos; y

e) Los demás elementos que determine la dirección.

Art. 100. El personal temporal prestará sus servicios en el lugar, área y actividad que determine la presidencia, considerando las necesidades del Instituto y conforme a las normas, política y procedimientos que para el efecto se establezcan.

Capítulo III
De las obligaciones del
personal administrativo y del temporal

Art. 101. El personal administrativo y personal tendrá las siguientes obligaciones:

I. Coadyuvar al cumplimiento de los fines del Instituto;

II. Ejercer sus funciones con estricto apego a los principios de certeza, legalidad, imparcialidad, independencia y objetividad;

III. Conducirse en todo tiempo con imparcialidad, respecto de las posiciones de los partidos políticos, sus militantes y sus dirigentes, procurando que las relaciones de comunicación con ellos se lleven a cabo con la cordialidad y respeto;

IV. Participar y acreditar, en su caso, los cursos de capacitación que determine el Instituto;

V. Observar y hacer cumplir las disposiciones de orden jurídico, técnico y administrativo que emitan los órganos competentes del Instituto;

VI. Ejecutar sus actividades observando las instrucciones que reciban de sus superiores jerárquicos;

VII. Proceder con discreción en el ejercicio de sus funciones, guardando estricta reserva de los asuntos del Instituto que conozcan con motivo del desempeño de sus actividades, evitando proporcionar información oficial por cualquier medio, sin la autorización previa y expresa de su superior jerárquico;

VIII. Proporcionar a las autoridades del Instituto los datos personales que para efectos de su relación jurídica se soliciten, presentar la documentación comprobatoria que corresponda, así como comunicar oportunamente cualquier cambio sobre dicha información;

IX. Cumplir con eficiencia y eficacia las funciones que se le confieran;

X. Desarrollar sus actividades en lugar y área que determinen las autoridades del Instituto;

XI. Asistir puntualmente a sus labores y respetar los horarios establecidos;

XII. Cumplir las comisiones de trabajo, que por necesidades del Instituto se le encomienden, en lugar y área distintos al de su adscripción, durante los periodos que determinen las autoridades del organismo;

XIII. Proporcionar la información y documentación necesarias al funcionamiento del Instituto que se designe para suplirlo en sus ausencias, en su caso;

XIV. Custodiar, hacer entrega y rendir informes de los documentos, fondos, valores y bienes cuya atención, administración, trámite o guarda, estén a su cargo; y

XV. La demás que le impongan este Estatuto y otros ordenamientos.

Art. 102. El personal administrativo y temporal se abstendrá de:

I. Intervenir en asuntos electorales que no sean competencia del Instituto, salvo en los casos en los que se tenga autorización para ello y así se establezca en los convenios que celebre el organismo;

II. Emitir opinión pública o efectuar manifestaciones de cualquier naturaleza, en favor o en contra de partidos u organizaciones políticas, así como de sus dirigentes, candidatos o militantes, en los términos prescritos por las leyes de la materia. Quedarán exceptuadas las declaraciones autorizadas que se formulen con motivo de debates sobre el Instituto, la ejecución de sus programas o el desempeño de sus funciones;

III. Incurrir en actos u omisiones que pongan en peligro su seguridad, la del personal del Instituto o la de terceros que por cualquier motivo se encuentren en sus instalaciones, así como de los bienes al cuidado o propiedad del organismo;

IV. Sustraer indebidamente información, documentos, bienes y recursos de cualquier naturaleza al cuidado del Instituto;

V. Alterar o falsificar documentación o información del Instituto de cualquier naturaleza;

VI. Efectuar la destrucción de documentación o información del Instituto sin contar con autorización expresa para ello;

VII. Faltar a su lugar de adscripción o al desempeño de sus actividades sin causa justificada o sin autorización expresa de su superior jerárquico inmediato;

VIII. Concurrir a su lugar de adscripción o al desempeño de sus actividades en estado de ebriedad o bajo la influencia de algún narcótico o droga enervante, salvo que, en este último caso, exista prescripción médica;

IX. Ausentarse de su lugar de adscripción o abandonar las actividades sin autorización expresa de sus superiores;

X. Llevar a cabo colectas, rifas, sorteos o la venta de bienes o servicios en las instalaciones del Instituto;

XI. Desempeñar otro empleo público federal, estatal o municipal, salvo que se cuente con la autorización correspondiente por parte del instituto;

XII. Portar armas de cualquier clase durante el desempeño de sus actividades;

XIII. Permanecer en las instalaciones del Instituto o introducirse a ellas fuera de sus horas de actividades, salvo que exista causa justificada y autorización expresa del superior jerárquico inmediato; y

XIV. Las demás que determinen este Estado y otros ordenamientos.

Capítulo IV
De los derechos del personal administrativo

Art. 103. El personal administrativo tendrá los derechos y gozará de las prestaciones señaladas en este Estatuto, en otros ordenamientos y normas aplicables.

Art. 104. Son derechos del personal administrativo:

I. Ser asignado en alguno de los puestos de la estructura ocupacional del Instituto y adscrito a un área específica del mismo;

II. Recibir las remuneraciones determinadas en los tabuladores institucionales, así como las demás que establezca el Instituto, de conformidad con el puesto que ocupe;

III. Recibir los apoyos y la autorización correspondiente para participar en los programas de capacitación del personal administrativo que lleve a cabo la dirección, siempre y cuando no se vean afectados significativamente los programas de trabajo institucionales;

IV. Inconformarse ante las autoridades correspondientes del Instituto, en contra de los actos que considere le causen algún agravio en su relación jurídica con el organismo;

V. Ser restituido en el goce y ejercicio de sus derechos y prestaciones, cuando habiendo sido suspendido o separado del Instituto, así lo establezca la resolución al recurso de reconsideración interpuesto;

VI. Recibir, conforme a la normatividad aplicable, el pago de pasajes, viáticos y demás gastos complementarios o adicionales, cuando por necesidades del Instituto se requiera su desplazamiento para el desahogo de comisiones oficiales a un ligar distinto al del municipio donde se encuentre su adscripción;

VII. Disfrutar de dos días de descanso a la semana y de veinte días hábiles al año de vacaciones con goce íntegro de remuneraciones. Para ello, se tomarán en consideración las necesidades de Instituto, particularmente, en los años en que se lleven a cabo procesos electorales, para los cuales el Instituto establecerá los calendarios y modalidades correspondientes;

VIII. Recibir, previo a la fecha en que goce de sus vacaciones, una prima vacacional, cuyo monto y modalidades estarán previstos en el presupuesto;

IX. Recibir una prima de antigüedad, en los términos que establezca la legislación aplicable; y

X. Los demás que establezca este Estatuto, la legislación aplicable y los que apruebe el Consejo.

Art. 105. El Instituto promoverá el desarrollo social y cultural del personal administrativo y de sus familiares. Anualmente deberá prever en el anteproyecto de presupuesto los recursos para tal fin.

Capítulo V
Del personal temporal

Art. 106. El personal temporal prestará los servicios y recibirá los honorarios que se establezcan en el contrato correspondiente.

Art. 107. Son derechos del personal temporal, además de los convenidos en el contrato de honorarios correspondiente, los siguientes:

I. Recibir el pago de pasajes, viáticos y demás gastos complementarios adicionales cuando por necesidades del Instituto tenga que desplazarse a un lugar distinto al de su adscripción; y

II. Inconformarse ante las autoridades correspondientes del Instituto, en contra de actos que considere le causen algún agravio en su relación jurídica con el organismo.

Art. 108. Cuando las autoridades del Instituto lo determinen, el personal temporal recibirá los cursos de capacitación que sean necesarios para el ejercicio de sus actividades.

Capítulo VI
De la separación del personal administrativo y temporal

Art. 109. La separación del personal administrativo es el acto por el cual éste deja de pertenecer al Instituto de manera definitiva.

Art. 110. El personal administrativo quedará separado del Instituto, por las causales siguientes:

I. Renuncia;

II. Retiro por edad y tiempo de servicios, incapacidad física o mental que le impida el desempeño de sus funciones o fallecimiento;

III. Destitución;

IV. Por mutuo consentimiento;

V. Por abandono de empleo;

VI. Por conclusión del término o de la obra determinada, del nombramiento o designación.

Art. 111. La renuncia es el acto mediante el cual el personal administrativo expresa su voluntad de separarse del Instituto de manera definitiva.

Art. 112. La renuncia deberá presentarse por escrito y producirá efectos desde la fecha que esté asentada en el documento de aceptación de las misma.

Art. 113. El personal administrativo podrá ser reubicado en otros áreas o puestos del Instituto, o quedar separado del mismo cuando se lleve a cabo una reestructuración o reorganización administrativa que implique supresión o modificación del área del organismo o de se estructura ocupacional.

Art. 114. En los casos graves de incumplimiento de obligaciones, a juicio de las autoridades correspondientes del Instituto, se destituirá de su puesto al personal administrativo.

Art. 115. El personal administrativo que cause baja del Instituto deberá efectuar la entrega, y rendir los informes de los documentos, bienes y recursos asignados a su custodia, así como de los asuntos que tenga bajo su responsabilidad. Para ello, en cada caso deberá elaborarse el acta administrativa de entrega-recepción, en los términos que establezca el Instituto.

Art. 116. La relación jurídica con el personal temporal del Instituto concluirá por:

I. Vencimiento de la vigencia del contrato respectivo;

II. Terminación de los programas, proyectos o actividades que hubieren motivado la contratación del servicio;

III. Consentimiento de las partes signatarias del contrato de referencia, antes de vencerse su vigencia;

IV. Fallecimiento del prestador del servicio; y

V. Causas de rescisión contempladas en el contrato correspondiente.

TITULO NOVENO
De las responsabilidades y sanciones administrativas

Capítulo I
De las sanciones administrativas

Art. 117. El incumplimiento de las obligaciones por parte de los servidores del Instituto o de funcionarios electorales dará lugar a la imposición de sanciones administrativas, sin perjuicio de la aplicación de otras disposiciones legales.

Art. 118. La aplicación de las sanciones administrativas se regirá por el presente Estatuto.

Art. 119. Las sanciones administrativas serán impuestas por el incumplimiento de las siguientes obligaciones:

I. Las relacionadas con la prestación del servicio del personal del Instituto, particularmente con la intensidad y calidad de los mismos;

II. Las inherentes al correcto manejo y destino de los recursos del Instituto, bajo su custodia y responsabilidad; y

III. Todas aquellas contenidas en las disposiciones del Código Electoral del Estado.

Art. 120. Las sanciones administrativas consistirán en:

I. Amonestación;

II. Suspensión;

III. Destitución; o

IV. Multa de hasta cien veces el salario mínimo general diario vigente para el Estado.

Art. 121. La amonestación es la advertencia escrita que se dirige al servidor del Instituto o funcionario electoral que incurrió en el incumplimiento de obligaciones. Por este conducto se le hará ver las consecuencias de la falta que cometió, exitándole a la enmienda y señalándole que en caso de reincidencia se hará acreedor a una sanción administrativas más severa.

Art. 122. La suspensión es el acto por el cual se dejan sin efecto, temporalmente, los derechos de quien incurrió en la acción u omisión constitutiva de la infracción. Dicha sanción no podrá exceder de noventa días naturales.

También podrá proceder la suspensión por encontrarse sujeto a investigación para determinar el eventual fincamiento de responsabilidades o a prisión preventiva, seguida de sentencia absolutoria. Esta medida no prejuzgará sobre la presunta responsabilidad que se impute; subsistirá hasta que concluya la investigación respectiva, o cause ejecutoria la resolución absolutoria.

Art. 123. La destitución es el acto mediante el cual concluye la relación jurídica de trabajo entre los servidores del instituto y éste, por acciones u omisiones graves en el desempeño de sus funciones.

Art. 124. La multa es la sanción económica impuesta a los servidores del Instituto o a funcionarios electorales por infracciones y violaciones a la Ley Electoral, o por daños y perjuicios causados por el incumplimiento de obligaciones, así como por beneficios obtenidos indebidamente con motivo del desempeño de sus funciones.

Art. 125. Las sanciones administrativas se aplicarán según la gravedad de la falta en que se hubiere incurrido y sin sujetarse al orden enunciado.

Art. 126. Una vez que se hayan comprobado las conductas contrarias a las disposiciones aplicables, la sanción se determinará tomando en cuenta los elementos siguientes:

I. La naturaleza y gravedad de la acción u omisión constitutiva de la infracción, así como las consecuencias que con dicha conducta se generen;

II. La necesidad de suprimir prácticas que infrinjan, en cualquier forma, las disposiciones del Código Electoral, de este Estatuto, de las derivadas de las mismas, así como de los demás ordenamientos aplicables;

III. El grado de responsabilidad, los antecedentes, condiciones y circunstancias socioeconómicas del infractor;

IV. El monto del beneficio obtenido, así como el daño o perjuicio ocasionado; y

V. La reincidencia en el incumplimiento de obligaciones.

Art. 127. El conocimiento de las infracciones que motiven la aplicación de una sanción administrativa, su investigación, substanciación y resolución, corresponde al superior jerárquico del presunto responsable.

Art. 128. Para la substanciación del procedimiento relativo a la determinación de sanciones, el Instituto tendrá las siguientes atribuciones:

I. Realizar las investigaciones correspondientes en relación con los hechos y actos a comprobarse;

II. Llevar a cabo la práctica de aquellas diligencias encaminadas a la comprobación de los hechos y actos que ameriten las investigaciones correspondientes;

III. Proveer lo necesario para allegarse de todos los elementos de prueba, así como para el desahogo de las mismas; y

IV. Requerir informes o documentos para la debida integración y substanciación de los expedientes respectivos.

Para el ejercicio de las atribuciones a que se refiere este artículo el Instituto podrá solicitar la asesoría de la dirección jurídica del organismo, a fin que se cumplan las formalidades del procedimiento.

Art. 129. El procedimiento para la determinación de las sanciones administrativas otorgará, en todos los casos, la garantía de audiencia para que el presunto infractor pueda presentar los alegatos y pruebas que, en su descargo, estime convenientes.

Art. 130. Para efectos del artículo anterior, el procedimiento se sujetará a lo siguiente:

I. La autoridad a que se refiere el artículo 127 notificará por escrito al presunto infractor los hechos u omisiones que se le imputen, otorgándole un plazo para que manifieste lo que a su derecho convenga. Este será de 24 horas tratándose de amonestación y de diez días hábiles en caso de suspensión, destitución o multa;

II. En el supuesto de suspensión, destitución o multa, a solicitud del interesado, la autoridad concederá un plazo de hasta diez días hábiles adicionales para el desahogo de los elementos de convicción que se hubieren aportado;

III. La autoridad deberá emitir su resolución por escrito, considerando las manifestaciones formuladas por el interesado y los elementos de convicción que se hubieren aportado:

a) En el supuesto de amonestación, dentro de las 24 horas siguientes al plazo señalado en la fracción I; y

b) En el supuesto de suspensión, destitución o multa, dentro de los diez días hábiles siguientes a la conclusión del plazo a que se refiere la fracción I o, en su caso, del señalado en la fracción II;

IV. La resolución deberá notificarse al interesado, personalmente o por correo certificado.

Capítulo II
Del recurso de reconsideración

Art. 131. Contra los actos o resoluciones dictadas en su perjuicio por las autoridades administrativas del Instituto, el personal del mismo podrá interponer por escrito el recurso de reconsideración ante la Secretaría del organismo, dentro del término de quince días naturales, contados a partir del día siguiente en que se haya notificado la resolución o se tenga conocimiento del acto.

Art. 132. El escrito mediante el cual se interponga el recurso de reconsideración, deberá contener lo siguiente:

a) Nombre del recurrente o de su representante legal;

b) Actos o resoluciones impugnados;

c) Hechos en los que se funde el recurso; y

d) Las pruebas que el recurrente juzgue pertinente ofrecer.

Art. 133. Cuando el recurso no se interponga a nombre propio deberá acreditarse la personalidad de quien lo promueva.

Art. 134. En el recurso sólo podrán ofrecerse aquellas pruebas que, con motivo del procedimiento de la imposición de la sanción, fueron rendidas por el recurrente, ante la autoridad que dictó la resolución impugnada, a excepción de las supervenientes que podrán presentarse siempre que no se haya dictado la resolución del recurso.

Art. 135. Si se ofrecieren pruebas que por su naturaleza ameriten desahogo, éste se llevará a cabo en un plazo no menor de ocho ni mayor de treinta días naturales.

Art. 136. La resolución se dictará dentro de los treinta días naturales siguientes a la fecha de recepción o desahogo, en su caso, de pruebas.

Art. 137. La notificación de la resolución que emitan, en su caso, la Secretaría del Instituto, así como los consejos distritales y municipales, deberá hacerse personalmente o por correo certificado.

Art. 138. El recurso se tendrá por no interpuesto, en los casos siguientes:

I. Cuando se presente fuera del término que, para interponerlo, establece este Estatuto;

II. Cuando no se haya presentado la documentación que acredite la personalidad de quien lo suscriba; y

III. Cuando no aparezca suscrito, a menos que se firme antes del vencimiento del término para interponerlo, para lo cual, el recurrente será prevenido para que lo firme.

Art. 139. Las resoluciones o actos no recurridos dentro de término, las que se dicten al resolver el recurso y aquellas que lo tengan por no interpuesto, tendrán el carácter de definitivas.

Art. 140. La interposición del recurso suspenderá la ejecución de la resolución impugnada.

Art. 141. Las resoluciones que se emitan podrán anular, revocar, modificar o confirmar los actos o resoluciones impugnadas.

Transitorios

Artículo primero. El presente Estatuto entrará en vigor el día siguiente de su publicación en el Periódico Oficial, Organo de Gobierno del Estado de Zacatecas.

Zacatecas, Zac. mayo de 1997

Lic. Guillermo Huitrado Trejo
Presidente

Lic. José Manuel Ortega Cisneros
Secretario

FICHA TÉCNICA

GENERAL

Número de decreto Periódico Oficial Fecha de publicación Inicio de vigencia Legislatura
43 28-mayo-1997 29-mayo-1997

Por tratarse de una disposición administrativa no contiene número de Decreto ni Legislatura

REFORMAS

Número de decreto Periódico Oficial Fecha de publicación Inicio de vigencia Legislatura
 

Ultimo cotejo de vigencia: Enero de 2007