DECRETO: SE DECLARA EL AÑO 1998 COMO «AÑO DE ROBERTO CABRAL DEL HOYO»

Arturo Romo Gutiérrez, Gobernador Constitucional del Estado Libre y Soberano de Zacatecas, a sus habitantes hago saber:

Que los C.C. Diputados Secretarios de la H. Quincuagésimo Quinta Legislatura se han servido dirigirme el siguiente:

Decreto nº 234

La Honorable Quincuagésima Quinta Legislatura del Estado Libre y Soberano de Zacatecas, en nombre del pueblo decreta:

Considerando primero. Nuestro Estado se ha distinguido por ser pródigo en hombres que a través de su trabajo nos han dejado un basto legado cultural, sobresaliendo, entre éstos, aquéllos que con la fuerza de su espíritu poético han plasmado con profundo sentimiento la historia, pensamiento y obra de nuestros antepasados, exaltando así las virtudes de un pueblo rico en cultura y tradiciones que lo han hecho ser ejemplo de patriotismo y baluarte de la cotidiana vida provincial.

Considerando segundo. Roberto Cabral del Hoyo es un ejemplo vivo de quienes han cantado con profundo amor a Zacatecas, a través de su prosa y distintos géneros de composición poética, demostrando así que sabe que los pueblos forjan su historia con el testamento de sus hombres. Cantor apasionado de los más diversos temas: la poesía misma, el tiempo, el paisaje, el amor y la muerte, nació en la ciudad de Zacatecas un 7 de agosto del año 1913; vivió en el campo gran parte de su juventud, trasladándose en 1938 a la ciudad de México. Desde su primer volumen, que intituló Poesía [1944], muestra la autenticidad de su lírica, henchida con la sabia de su natal Zacatecas, con genio hecho al pulso del idioma, el mismo de Garcilaso del Romancero, de José Gorostiza y Sor Juana; con un despliegue de clásicas sonoridades tan gratas a su amigo y maestro el «Domine» González Motesinos.

Considerando tercero. Sus críticos están de acuerdo al señalar la extrema pulcritud y eficacia de sus procedimientos. El maestro Alejandro Avilés nos dice de él: «Poeta de nacimiento y autoformación, porque sólo quien al nacer recibe el don de la expresión poética puede dar a lo que escribe ese estremecimiento inconfundible que ningún aprendizaje otorga... Su actitud frente a la vida --contemplativa y un tanto pasiva y melancolía-- se iza con esplendor inusitado en esa forma ceñida y señorial del soneto, semejante a las aguas que el dique eleva».

Considerando cuarto. Roberto Cabral del Hoyo, acogido con elogios en antologías realizadas en el extranjero como la Hispanoamericana de la Biblioteca Nueva de Madrid, ha sido injustificadamente excluido de las antologías que en México han hecho dos o tres poetas frustrados. De su obra poética resaltan los sonetos que en 1955 Don Alfonso Méndez Plancarte escogiera para la selección de ocho poetas mexicanos publicado como «Bajo el signo de Abside». Dicho trabajo motivó que de él se llegará a decir: «Piensa en Sonetos». Sonetos de Don Roberto que lo hundieron en el Rastro de la Arena, obra que llevó a José Gorostiza, Octavio Paz y José María González de Mendoza a premiarla en algún verano. Potra de Nácar, manifestación sublime que despierta el sentimiento de Rosario Castellanos para exclamar ¡Cuánta muerte vencida para alcanzar la cima de plenitud tan breve y delicada! y que mueve a Federico García Lorca a hacer la siguiente dedicatoria: «A Gacela, a Aminta, a "El Hombre", porque merecieron su prado celeste. Humildemente. Montado en Potra de Nácar».

Considerando quinto. Para justificar cumplidamente que se declare 1998, año de Roberto Cabral del Hoyo basta considerar a su obra como un monolito luminoso que nos sobrevivirá a todos. Su obra es impecable; nace del corazón y del cerebro del autor zacatecano; su obra trascenderá a su tiempo y su persona, como ha trascendido la obra del jerezano Ramón López Velarde.

Considerando sexto. La reciprocidad como elemento suficiente de justificación obliga a un justo reconocimiento al poeta que tanto le ha dado a Zacatecas. Cabral del Hoyo ha brindado a Zacatecas más fama y reconocimiento que todas sus canteras juntas. Si Zacatecas debe honrarse a sí misma, debe honrarse en la persona de Don Roberto con homenajes, museos, escuelas, areneros para niños, bibliotecas y, sobre todo, con la difusión de su obra para que los zacatecanos puedan disfrutar de ella como él mismo ha disfrutado a Zacatecas.

Considerando séptimo. Porque rendirle un homenaje a él, es rendirnos un homenaje a nosotros mismos. Somos y estamos en muchos de sus poemas. Porque al leer a Cabral del Hoyo estamos leyendo nuestra historia. En cuántos de nosotros está presente el encanto que refleja el Romance de Zacatecas, que nos hace sentir el compromiso de ser zacatecanos, al recordar: «Sueño que logré servirte/para que todos te quieran,/los que te olvidan a veces,/los que te ignoran o niegan;/ para que te quieran más/los que te quieren de veras. Y habrá para la fatiga/de mis rimas andariegas,/una puerta en cada casa/y un amigo en cada puerta/y entre júbilo de aromas/de geranio y madreselva,/cantarán las cuatro sílabas/de tu nombre ¡Zacatecas...!. Hombre de su tiempo, Don Roberto vivió la revolución y la cristiada. Generoso con los revolucionarios siempre estuvo en el bando correcto, logrando reflejar en su obra el patriotismo y justo reconocimiento a aquéllos que han incidido en nuestra historia: «Desde el pecho de cada uno de nosotros/se eleva un templo rústico y macizo/hasta el profundo del agro mexicano./Ahí brillan los ojos de relámpago de Emiliano Zapata/y el impasible y tierno corazón de Juárez./ Y ahí, no lejos del bracero donde siguen ardiendo/las plantas imperiales de Cuauhtémoc,/bendito por las manos benditas y sangrantes/José María Morelos y de Miguel Hidalgo...«Federalista y ferviente admirador de Francisco García Salinas a quien compone tres sonetos en 1986 expresa: «doscientos años hace que naciste y nadie como tú han recordado./ Por bueno, por activo, por honrado,/únicamente a ti te pareciste.»

Considerando octavo. Que rendir un homenaje en vida a Don Roberto Cabral del Hoyo es también rendir un homenaje a nuestros mayores, que representan la fuente de sabiduría. Los viejos son nuestro archivo amoroso en el que las generaciones futuras encontrarán las directrices para fijar el rumbo que deba seguir Zacatecas. Pocos son los vivos que son reconocidos por el prójimo como entes superiores, Don Roberto es uno de esos seres privilegiados; la vida ha reconocido en él a alguien meritorio, excepcional, dotado de cualidades que pocos tienen. Si el reconocimiento a su obra es universal debemos sumarnos al coro de voces alegres y no privarnos de ver la satisfacción que el año de Cabral del Hoyo pueda despertar en Don Roberto.

Por lo anteriormente expuesto y con fundamento en lo dispuesto por los artículos 51, fracción V, 52, de la Ley Orgánica del Poder Legislativo, 61, fracción I, 70 y relativos del Reglamento Interior, en nombre del Pueblo, es de decretarse y se

Decreta

DECRETO: SE DECLARA EL AÑO 1998 COMO
«AÑO DE ROBERTO CABRAL DEL HOYO»

Artículo primero. Se declara el año de 1998 como «Año de Roberto Cabral del Hoyo».

Art. 2º En la correspondencia de los tres Poderes del Estado se incluirá la leyenda «1998, Año de Roberto Cabral del Hoyo".

Art. 3º El Ejecutivo del Estado, mediante acuerdo, creará el Patronato para la conmemoración del «Año de Roberto Cabral del Hoyo».

Art. 4º Publíquese por una sola vez en el Periódico Oficial, Organo del Gobierno del Estado.

Transitorio

Artículo único. El presente Decreto entrará en vigor el día primero de enero de mil novecientos noventa y ocho.

Comuníquese al Ejecutivo del Estado para su promulgación y publicación.

Dado en la Sala de Sesiones de la Honorable Quincuagésima Quinta Legislatura del Estado a los veintitrés días del mes de diciembre de mil novecientos noventa y siete.

Diputado Presidente. Dr. Jaime Buenrostro de la Peña. Diputados secretarios. Antonio Delgadillo Bernal y Lic. Francisco Javier Bonilla Pérez.

Y para que llegue a conocimiento de todos y se le dé el debido cumplimiento, mando se imprima, publique y circule.

Dado en el despacho del Poder Ejecutivo a los veinticuatro días del mes de diciembre de mil novecientos noventa y siete.

«Sufragio Efectivo. No Reelección»

El Gobernador Constitucional del Estado
Lic. Arturo Romo Gutiérrez

El Secretario General de Gobierno
Prof. José Manuel Maldonado Romero

FICHA TÉCNICA

GENERAL

Número de decreto Periódico Oficial Fecha de publicación Inicio de vigencia Legislatura
234 104 27-Dic-97 1-Ene-98 LV

REFORMAS

Número de decreto Periódico Oficial Fecha de publicación Inicio de vigencia Legislatura
 

Ultimo cotejo de vigencia: Enero de 2007