DECRETO: SE DECLARA AL AÑO 2000 COMO «AÑO DE CANDELARIO HUIZAR»

Licenciado Ricardo Monreal Avila, Gobernador del Estado Libre y Soberano de Zacatecas, a sus habitantes hago saber

Que los CC. Diputados Secretarios de la H. Quincuagésima Sexta Legislatura del Estado, se han servido dirigirme el siguiente

Decreto nº 105

La Honorable Quincuagésima Sexta Legislatura del Estado Libre y Soberano de Zacatecas, en nombre del pueblo decreta

Resultando primero. Con fecha 19 de octubre del año en curso, los CC. Licenciada Alma Araceli Avila Cortes, Licenciada Aurora Cervantes Rodríguez, Licenciado Catarino Martínez Díaz, Licenciado Mario Rivera Solís, Profesor Cruz Tijerín Chávez y Pablo Ramírez Figueroa, diputados integrantes de la fracción legislativa del Partido Revolucionario Institucional, con fundamento en el artículo 60 fracción I de la Constitución Política del Estado, presentaron en la Oficialía Mayor de esta Legislatura, iniciativa de Decreto, para declarar el año 2000 como «Año de Calendario Huízar».

Resultado segundo. Mediante memorándum número 561/99, de fecha 19 de octubre del año en curso, y con fundamento en lo dispuesto por los artículos 63 fracción III de la Ley Orgánica del Poder Legislativo, 63 y 70 del Reglamento Interior, luego de su primera lectura en Sesión del Pleno, la iniciativa fue turnada a la Comisión Legislativa de Educación y Cultura para su análisis y dictamen, de conformidad con la siguiente

Exposición de motivos

Considerando primero. Que es deber de la sociedad, impulsar y cultivar las virtudes en todas sus manifestaciones, así como las expresiones estéticas que de ella emanan; que es igualmente un deber el saber aquilatar en su justa medida, a quienes hacen de esas expresiones el medio necesario para encauzar su vida por el sendero de la dedicación, donde el trabajo y la superación de las adversidades son cualidades que ofrecen ricos frutos, engrandecen a los pueblos y contribuyen al enriquecimiento de la cultura, la ciencia y las artes.

Considerando segundo. Nuestro Estado tiene un reconocimiento nacional y mundial como tierra pródiga de hombres y mujeres que por su talento han escalado el honor y la gloria. Con su trabajo han contribuido al legado cultural, histórico y artístico que hoy en día es motivo de orgullo para todos los mexicanos, sobresaliendo entre estos, aquéllos, a quienes las musas consintieron y dejaron en sus composiciones, poemas sinfónicos, obras musicales, orquestaciones y transcripciones musicales, el auténtico valor de nuestras raíces, el hondo cantar ancestral y una expresión medularmente mexicana, exaltando así las virtudes de un Zacatecas rico en cultura y tradiciones que lo han hecho ejemplo y baluarte de la cotidiana vida provincial.

Considerando tercero. Candelario Huízar fue músico y compositor excepcional, nación el 2 de febrero de 1883 en Jerez de García Salinas. Su primer contacto con la música lo tuvo a la edad de 9 años en la banda municipal de su tierra natal donde tocó el saxhorn, y desarrolló desde entonces su educación musical.

Ya adolescente tañía la viola en el cuarteto de cuerdas junto con sus tíos. Posteriormente en 1907 se trasladó a la ciudad de Zacatecas, adoptando definitivamente el corno instrumento que comenzó a ejecutar en la banda del primer cuadro del Batallón de Zacatecas. En 1917 se trasladó a la ciudad de México e inició estudios de corno y composición en el Conservatorio Nacional de Música.

«¡Sólo un compositor auténtico, un compositor de raza hubiera podido forjar obra tan sólida, tan bellamente inspirada, tan rica de sugestiones emocionales y pintorescas, y, sobre todo, tan nuestra!» así refiere, Carlos González Peña, el estreno total de la obra sinfónica de Candelario Huízar titulada Imágenes. Poema sinfónico compuesto en 1927 que registra en la historia de la música mexicana la aparición de un gran compositor.

Considerando cuarto. Candelario Huízar encontró el sendero que lo llevaría, sin pretenderlo, a ser reconocido mundialmente.

Hizo una maestría, una explotación constante de los recursos musicales y logró sintetizar su sólida formación académica, hasta adquirir la madurez vigorosa, que lo sitúa como un privilegiado representante del sinfonismo mexicano del siglo XX.

Pueblerinas fue la obra escogida por Huízar para ser editada por causa de haberse hecho acreedor al máximo galardón que la nación otorga a los artistas, hombres de letras y de ciencia consagrados a lo largo de su vida por su obra eminente: El Premio Nacional de Artes y Ciencias, recibido en 1952 de manos del entonces Presidente de la República, Licenciado Miguel Alemán Valdés.

Fue miembro fundador de la Orquesta Sinfónica de México y de la Orquesta de la Universidad; el Palacio de Bellas Artes fue escenario y testigo de muchos de sus éxitos. Dos eventos en especial lo distrajeron de su habitual disciplina y dedicación al trabajo: el primero, la instauración del «Festival Candelario Huízar» y el segundo, cuando el gobierno y el pueblo de Zacatecas lo distinguieron en 1967 como «Ciudadano Ilustre del Estado» e «Hijo Predilecto de la Ciudad de Jerez» respectivamente. El regreso a su terruño lo conmovió profundamente, el viaje fue la pócima que vigorizó la fragilidad de su cuerpo y el gozo que complació a su alma el resto de su vida.

Considerando quinto. Candelario Huízar fue un hombre honesto, discreto y reservado. El creador, el ejecutante y el maestro estaban armoniosamente fusionados en aquel provinciano, generoso y humilde que en la adversidad encontró sabiduría y paz; que supo conservar la sencillez de la raíz que le dio existencia y de la que siempre estuvo orgulloso.

Imágenes, es un poema sinfónico en que el autor recurre a un incentivo. Se encuentran plasmadas en esta obra, las «imágenes» que el compositor guardaba en su memoria, de una tradición de su natal Jerez: «Está inspirado en una costumbre de mi pueblo. El asunto es una boda de campesinos, a la usanza de las rancherías jerezanas...» [Candelario Huízar].

Después vendría la Sinfonía Nº 1 [1930], Pueblerinas [1931], Surco [1935], la Sinfonía Nº 2 Oxpaniztli [1936], la Sinfonía Nº 3 [1938], la Sinfonía Nº 4 [1942], la Sinfonía Nº 5 [1959], y la Sonata para cello y piano en 1963.

En 1933, el director de la Orquesta Sinfónica de México, Silvestre Revueltas escribe así: «Huízar es un auténtico valor de nuestra música. Su cultura musical, es cultura clásica de raíces profundas, que ha dado firmeza y claridad a su expresión medularmente mexicana. Ha sabido aprovechar el material adquirido, para construir su obra en un sentido nuevo y una dirección de acuerdo a su idiosincrasia racial: su música proveniente de un hondo cantar ancestral, que conserva la fuerte contextura de una ideológica raza que no ha sido conquistada, y no ha vuelto hacia Europa los ojos sometidos».

Surco, poema sinfónico concluido en 1935, muestra la misma clase de nacionalismo que su obra Pueblerinas: el de la provincia mexicana del presente siglo; en donde Huízar maneja extraordinariamente los efectos y las sensaciones.

En 1942 la Orquesta Sinfónica de México presentó la Sinfonía Nº 4 del compositor zacatecano. Francisco Agea refiere: «la cuarta sinfonía de Huízar bien podría llamarse «Sinfonía Cora» puesto que toda la obra está construida con temas de cantos y danzas de los indios coras o huicholes que habitan en la región de la sierra de Nayarit y parte de los estados de Jalisco y Zacatecas... la orquestación comprende algunos instrumentos tales como el huehuetl, el teponaztli y sonajas de diversas clases entre otras».

José Antonio Alcaraz agrega: «al correr del tiempo esta partitura constituye una de las demostraciones más palpables y vigorosas de talento, individualidad, oficio y maestría en terrenos de orquestación, del autor».

Considerando sexto. Candelario Huízar ha sido uno de los más prolíficos compositores mexicanos las 371 obras que conforman su catálogo, son una muestra evidente de su continua búsqueda de nuevas perspectivas de una indeleble aspiración por lograr la perfección.

Su obra es amplia y rica; encontramos en ella, sus primeras 32 obras circunscritas en un estilo romántico; gracias a la motivación de su esposa, Huízar cuenta con 252 arreglos corales para voces blancas; orquestaciones, música escénica, y transcripciones que fueron verdaderas orquestaciones, y fueron sin duda, obras que dejaron ver una vez más su saber orquestal.

En otra de sus facetas, Huízar incurre tanto en banda militar o de marcha, como en la banda sinfónica. En el ámbito de la banda, cada partitura de él es una propuesta mexicana con diferente estilo: sea rusa, española o francesa. Es fundamental para las bandas mexicanas esta producción, ya que desde las épocas de Margarito Nápoles, Melquiades Campos, Carlos Withman, Candelario Rivas... todos ellos grandes directores de bandas no ha habido en México compositor de las características de Huízar que voltee sus ojos a ella; ésta es una afortunada excepción.

Considerando séptimo. Bastaría sólo enumerar su extenso legado musical para justificar cumplida y ampliamente que se declare el año 2000 como el año de Candelario Huízar.

Tanto en sus obras originales, como en las orquestaciones, transcripciones, y arreglos corales muestra una madura preparación profesional.

Estas partituras se hallan plenas de pensamientos innovadores propuestos con entera propiedad, logrando hacer de su creación verdaderas obras maestras en ideas, forma, elaboración y orquestación.

Lo acaecido en su vida y sus vivencias en el terruño, siempre estuvieron íntimamente ligadas a su obra. A treinta años de su muerte, su legado trasciende al tiempo y a su persona como ha trascendido la obra de los grandes hombres que nutren nuestra cultura y nuestra historia.

Considerando octavo. Si Zacatecas debe honrarse a sí misma, debe honrarse en la memoria de Candelario Huízar, con póstumos homenajes que den difusión a su obra para que los zacatecanos puedan escuchar y disfrutar de ella, como él mismo disfrutó a su terruño, como un acto de reciprocidad, que obliga justificadamente al reconocimiento del músico y compositor que hizo de su tierra natal su musa y de su música un canto a su tierra.

Considerando noveno. Porque rendirle un homenaje a él es rendir un homenaje a nosotros mismos, vibramos y vivimos en muchos de sus cantos y composiciones; porque conocer la obra, escuchar la música de Candelario Huízar es trasladarnos al encanto de nuestras raíces y sentir el romántico deleite de ser zacatecanos. Porque si el reconocimiento a su genio musical es universal debemos aquilatar en este homenaje el placer de saberlo nuestro, y con satisfacción y orgullo decir que éste es su terruño, su composición sinfónica eterna.

Por lo anteriormente expuesto y con fundamento en lo dispuesto por los artículos 51, fracción V, 52, de la Ley Orgánica del Poder Legislativo, 61, fracción I, 70 y relativos del Reglamento Interior, en nombre del pueblo, es de decretarse y se

Decreta

Comuníquese al Ejecutivo del Estado para su promulgación y publicación.

Dado en la Sala de Sesiones de la Honorable Quincuagésima Sexta Legislatura del Estado a los nueve días del mes de diciembre de mil novecientos noventa y nueve. Diputado Presidente. Lic. Rafael Candelas Salinas. Diputados Secretarios. Dr. Miguel A. Trejo Reyes. Y Lic. Victor M. Ledesma Bernal. Rúbricas.

Y para que llegue a conocimiento de todos y se le dé el debido cumplimiento, mando se imprima, publique y circule.

Dado en el Despacho del Poder Ejecutivo, a los treinta días del mes de diciembre de mil novecientos noventa y nueve.

«Sufragio Efectivo. No Reelección»

El Gobernador del Estado de Zacatecas
Lic. Ricardo Monreal Avila

El Secretario General de Gobierno
Ing. Raymundo Cárdenas Hernández

El Secretario de Educación y Cultura
Profr. Armando Cruz Palomino

DECRETO SE DECLARA AL AÑO 2000COMO «AÑO DE CANDELARIO HUIZAR»

Artículo primero. Se declara al año 2000 como «Año de Candelario Huízar».

Art. 2º En la correspondencia de los tres poderes del Estado se incluirá la leyenda «2000, año de Candelario Huízar».

Art. 3º El Ejecutivo del Estado, mediante acuerdo, creará el patronato para la conmemoración del «Año de Candelario Huízar».

Art. 4º Publíquese por una sola vez en el Periódico Oficial, Organo del Gobierno del Estado.

FICHA TÉCNICA

GENERAL

Número de decreto Periódico Oficial Fecha de publicación Inicio de vigencia Legislatura
105 104 29-dic-99 01-ene-00 LVI

REFORMAS

Número de decreto Periódico Oficial Fecha de publicación Inicio de vigencia Legislatura
 

Ultimo cotejo de vigencia: Enero de 2007