DECRETO QUE CREA EL CONSEJO ESTATAL DE MINERIA

Licenciado Ricardo Monreal Avila, Gobernador del Estado de Zacatecas, en ejercicio de la facultad que me confieren los artículos 82 fracciones II, VI, XV, XXI, 84 y 130 de la Constitución Política del estado, 3º, 6º, 7º, 11 y 30 fracciones I, VI, VII, y XI de la Ley Orgánica de la Administración Pública de la Entidad; 1º, 13 y 15 de la Ley de Planeación; 1º y 18 fracción I de la Ley de Fomento Económico, y

Considerando

Primero. Dentro de los lineamientos establecidos en el Plan Estatal de Desarrollo 1999-2004, respecto de la reestructuración de minería, establece que es la actividad de más larga tradición de la Entidad; sin embargo, hasta ahora ha significado para los zacatecanos, principalmente saqueo y dilapidación de recursos naturales, con casi nulas contribuciones al crecimiento y desarrollo del resto de la economía estatal. Continúa mencionando en lo referente a las estrategias, que es menester fortalecer las atribuciones de la Secretaría de Desarrollo Económico, de modo que pueda ampliar su ámbito de competencia en relación con la regularización y promoción del desarrollo de las actividades del sector minero.

Segundo. Nuestra Entidad, a lo largo del tiempo se ha caracterizado a nivel nacional e internacional, por contar en su territorio con importantes yacimientos de minerales, especialmente de plata y que por las características geológicas que predominan en la región existe una amplia gama de minerales no metálicos, a pesar de lo anterior, la aportación de nuestra minería al Producto Interno Bruto [PIB] es de un poco mas del 3%. De esa manera, con la apertura de nuevas unidades mineras; el porcentaje aludido deberá incrementarse en los próximos años.

Tercero. La Ley Fundamental del Estado, establece entre otras cosas, la obligación del Estado de promover el desarrollo económico y social, los sectores público, social y privado. En consecuencia, no podemos contar con un Sistema Estatal de Planeación Democrática eficaz y eficiente, sin la concurrencia de dichos de dichos sectores, en ese sentido, debe existir una participación abierta y que debidamente regulada por mecanismos de instrumentos flexibles; permitan la cohesión de esfuerzos entre la administración pública y la ciudadanía.

Cuarto. La participación de los diversos sectores productivos en la gestión pública estatal, permite vigilar el desempeño de las funciones de las instancias gubernamentales y consecuentemente; la participación directa en las decisiones de gobierno, siendo evidente que deben confluir los actores involucrados con la finalidad de racionalizar recursos, mejorar los procesos productivos y determinar la rectoría de esta trascendente actividad.

Quinto. En ese orden de ideas, con el propósito de promover el desarrollo de la minería en la Entidad, resulta ineludible contar con una instancia en la que las dependencias y entidades de los tres niveles de gobierno, así como de los sectores social y privado involucrados en el fortalecimiento del sector, participen en la promoción de la actividad económica que nos ocupa y concerten acciones tendientes al impulso de su desarrollo en nuestro Estado, organismo que entre otras funciones tenga la de elaborar, actualizar y definir estudios estadísticos e inventarios de los recursos, empresas y actividades con potencial de desarrollo y competitividad, mediante la capacitación, la asistencia técnica, la modernización tecnológica y la búsqueda de nuevos nichos de mercado que permitan atraer capitales y generar fuentes de empleo adicionales, coadyuvando a la vinculación de las empresas con otras instituciones de apoyo en la materia, así mismo coordinar acciones dirigidas a vincular el sector educativo con el productivo, propiciando el establecimiento de centros de investigación y desarrollo tecnológico con orientación al poyo de la micro, pequeña y mediana empresa; fomentar y apoyar la constitución de sociedades y asociaciones de productores e inversionistas, cuya función sea mejorar las condiciones de la producción , distribución o consumo, lo anterior con la finalidad de abatir costos y reactivar la economía del ramo.

Sexto. En esa virtud, resulta impostergable crear un organismo en el cual participen los diversos sectores de la sociedad responsables de dirigir los retos actuales del sector minero y por consiguiente determinar los lineamientos que regulen las tareas de programación, organización y presupuestación de tan loable actividad.

Por lo anteriormente expuesto, he tenido a bien expedir el siguiente

DECRETO QUE CREA EL CONSEJO ESTATAL DE MINERIA

Capítulo I
Del objeto y atribuciones

Artículo primero. Se crea el Consejo Estatal de Minería, como órgano de consulta y participación encargado de la planeación, coordinación y gestión de las acciones de los sectores público, social y privado en materia de minería en el Estado.

Art. 2º El Consejo Estatal de Minería se crea con el carácter de órgano administrativo desconcentrado de la Secretaría de Desarrollo Económico y tendrá las atribuciones que el presente Decreto y su reglamento le confieren.

Art. 3º Son atribuciones del Consejo Estatal de Minería, las siguientes:

I. Planear, programar y conducir la formulación y ejecución de los planes y programas en materia de minería y vigilar su correcta aplicación;

II. Fungir como instancia de coordinación y concentración entre los sectores público, social y privado en la actividad minera;

III. Propiciar la participación de los municipios, así como de las diversas instancias científicas, tecnológicas, educativas, ecológica o de cualquier otra índole en los asuntos mineros;

IV. Identificar, analizar los problemas reales y potenciales del sector y proponer en su caso los métodos para abordar su posible solución;

V. Brindar asesoría y apoyo técnico al titular del ejecutivo y ayuntamientos;

VI. Elaborar el Programa Estatal de Minería y someterlo en su caso a la consideración y aprobación del Ejecutivo Estatal;

VII. Difundir y promover los recursos mineros de la entidad, a fin de lograr su aprovechamiento integral;

VIII. Orientar al sector minero respecto de las diversas fuentes de financiamiento existentes, que les permitan acceder a recursos financieros suficientes para alcanzar mayores niveles de productividad;

IX. Promover y participar en la organización de eventos con el objetivo de difundir los recursos minerales con los que cuenta el Estado, para propiciar la inversión productiva en el sector;

X. Suscitar la investigación para el aprovechamiento de los minerales no metálicos de la Entidad;

XI. Celebrar convenios o acuerdos de coordinación o colaboración con entidades federales, estatales o municipales, así como con los sectores social y privado para la realización de actividades en materia de minería;

XII. Coordinar y canalizar los servicios de información, asesoría y asistencia técnica que permitan impulsar la instrumentalización de proyectos específicos;

XIII. Participar en la integración de fideicomisos que tengan por objetivo proporcionar créditos a pequeños mineros en condiciones más ventajosas que la banca comercial;

XIV. Recibir los planteamientos y propuestas de los mineros del sector social para canalizarlos a las instancias competentes;

XV. Generar opinión pública en los medios masivos de comunicación, así mismo elaborar, publicar y distribuir material informativo sobre el ramo;

XVI. Promover la instrumentalización y cumplimiento de los objetivos planteados por los programas sectoriales correspondientes;

XVII. Crear una base de datos que permita diagnosticar las necesidades en el ramo minero en el Estado;

XVIII. Dar seguimiento a los acuerdos y resoluciones y evaluar los asuntos que se traten en el mismo;

XIX. Elaborar y aprobar su reglamento interno; y

XX. Las demás que le señale el presente Decreto, su reglamento y demás disposiciones.

Capítulo II
De la integración y facultades de los consejeros

Art. 4º El Consejo Estatal de Minería se integrará de la siguiente forma:

I. El gobernador del Estado, con la calidad de presidente honorario;

II. El secretario de Desarrollo Económico, quien fungirá como presidente ejecutivo;

III. El director de Minas de la Secretaría de Desarrollo Económico, con el carácter de secretario técnico;

IV. El titular o representante de cada una de las dependencias y entidades federales y estatales vinculadas con la actividad minera;

V. Un representante de las instituciones de educación superior, públicas y/o privadas en la Entidad cuyas asignaturas se involucren en el ámbito de minería;

VI. Un representante de cada una de las asociaciones del estado cuyos fines y objetivos se relacionen con la minería; y

VII. Representantes de empresas mineras en operación en la Entidad.

El número de consejeros y el procedimiento de selección se determinará en el Reglamento Interno del Consejo.

Art. 5º Los miembros del Consejo tendrán derecho a voz y voto y sus cargos serán honoríficos por lo que no recibirán remuneración, emolumento o compensación alguna por su desempeño como consejeros. El secretario técnico sólo tendrá derecho a voz.

El quórum para las sesiones del Consejo será la mitad mas uno de sus miembros con derecho a voz y voto, teniendo el presidente ejecutivo voto de calidad en caso de empate.

Art. 6º Por cada consejero propietario se designará un suplente que los sustituirá en sus ausencias.

Art. 7º El Consejo sesionará ordinariamente la última semana de cada trimestre y de forma extraordinaria cada vez que sea necesario, a juicio del presidente ejecutivo.

Las sesiones serán presididas por el presidente ejecutivo y en su ausencia por el secretario técnico o por la persona que aquél designe.

Art. 8º El Consejo podrá invitar a las sesiones a los funcionarios de dependencias y entidades de la Administración Pública federal, estatal o municipal, así como a representantes de los sectores social y privado, cuando se traten asuntos relacionados con sus respectivas competencias. Dichos funcionarios o representantes únicamente tendrán derecho a voz.

Art. 9º Los consejeros tendrán las siguientes facultades y obligaciones:

I. Asistir a las sesiones del Consejo y participar con voz y voto en las mismas, a excepción del secretario técnico quien sólo tendrá derecho a voz;

II. Aprobar al Programa Estatal de Minería, así como el programa anual de trabajo y demás planes y programas y en lo conducente; someterlos a la consideración del gobernador del Estado para su aprobación;

III. Aportar elementos de información y adoptar dentro de su competencia las medidas que coadyuven al cumplimiento de los objetivos del Consejo;

IV. Emitir su opinión y adquirir compromisos en el ámbito de su competencia con relación a los proyectos y propuestas que se presenten a consideración del Consejo;

V. Participar en las comisiones que al efecto se dispongan y atender las funciones inherentes a las mismas;

VI. Proponer al comité técnico asuntos que coadyuven al desarrollo de la actividad minera en el Estado; y

VII. las demás que les señales este Decreto, su reglamento y otras disposiciones.

Art. 10. son facultades del presidente honorario:

I. Presidir las sesiones de evaluación del Consejo; y

II. Contar con voto de calidad en caso de paridad, en las reuniones de evaluación.

Art. 11. El presidente ejecutivo del Consejo, tendrá las atribuciones que a continuación se enumeran:

I. Representar legalmente al Consejo;

II. Presidir las sesiones establecidas en el artículo 7º del presente Decreto;

III. Convocar por conducto del secretario técnico, a las sesiones ordinarias y extraordinarias;

IV. Invitar por conducto del secretario técnico, a titulares y representantes de entidades gubernamentales, así como del sector público y privado no integrantes del Consejo para asistir a las reuniones del mismo con la finalidad de atender asuntos de su competencia;

V. Asignar a los miembros del Consejo las comisiones especiales que se constituyan para la elaboración de investigaciones, estudios y dictámenes pertinentes;

VI. Presidir en su caso los consejos de administración de los fideicomisos que al efecto se establezcan;

VII. Presentar a la consideración del Consejo, el proyecto del Programa Estatal de Minería, así como los planes y programas anuales de actividades del mismo; y

VIII. Las demás que le confiera el presente Decreto, su reglamento y demás disposiciones.

Art. 12. Son facultades del secretario técnico:

I. Suplir al presidente ejecutivo en sus ausencias;

II. Asistir a las sesiones del consejo con voz, pero sin voto;

III. Llevar el libro de actas y acuerdos de las sesiones celebradas por el Consejo;

IV. Informar a los consejeros de los acuerdos tomados en las sesiones;

V. A solicitud del presidente ejecutivo, elaborar las convocatorias, mismas en las que deberá incluirse el orden del día y los asuntos a tratar;

VI. Notificar a los miembros del Consejo cuando menos con ocho días hábiles de anticipación a la fecha de celebración de las sesiones ordinarias y con cuarenta y ocho horas tratándose de extraordinarias;

VII. Formular y someter a consideración del presidente ejecutivo, el proyecto de Programa Estatal de Minería, así como los planes y programas que sean necesarios para la consecución de los objetivos del Consejo;

VIII. Recibir, integrar y revisar los proyectos y propuestas que se presenten y someterlos a la consideración del Consejo, así mismo dar seguimiento a los acuerdos tomados en las sesiones;

IX. Fungir de enlace del Consejo con las instancias de los tres órdenes de Gobierno y los agentes económicos del sector minero de la entidad, para efectos de a instrumentalización de los acuerdos del Consejo;

X. Proponer al presidente ejecutivo la invitación de funcionarios y representantes referidos en el artículo 8º de la presente disposición;

XI. Presidir las reuniones t coordinar los trabajos del comité técnico; y

XII. Las demás que le confiera el presente Decreto, su reglamento y otros ordenamientos.

Capítulo III
De los óranos auxiliares del Consejo

Art. 13. Se constituye el comité técnico como un órgano colegiado auxiliar del Consejo, el cual tendrá por objeto coadyuvar en las tareas asignadas al secretario técnico, analizar, evaluar y resolver sobre las solicitudes y proyectos presentados al Consejo y en general prestar asesoría en materia de minería.

Art. 14. El comité técnico se integrará por el secretario técnico del Consejo, por los coordinadores de las comisiones que al efecto se conformen, por los presidentes de las asociaciones de mineros en el estado y por un representante de los pequeños empresarios del sector en la entidad.

A propuesta del comité técnico, el Consejo podrá crear comisiones de trabajo para atender tareas específicas, los cuales operarán hasta en tanto concluyan las actividades para las que fueron creadas y estarán bajo la coordinación del comité de referencia.

Art. 15. El comité técnico sesionará de forma ordinaria mensualmente y extraordinaria cuando sea necesario, previa convocatoria del secretario técnico.

Art. 16. Las convocatorias para las sesiones ordinarias del Consejo y comité técnico, contendrán el orden del día, en la cual se incluirá la lectura y aprobación del acta de la sesión anterior. Respecto de las extraordinarias, se tratarán únicamente los asuntos que contenga el orden del día. Las sesiones se efectuarán en el lugar señalado en la convocatoria.

Art. 17. Las actas de las sesiones del Consejo y comité técnico, serán levantadas por el secretario técnico y las asentará en el libro de actas correspondiente, mismo que deberá resguardarlo.

Art. 18. El Consejo informará al titular del Poder Ejecutivo, cuando menos una vez al año del avance y resultados de los asuntos que se traten en las sesiones del mismo.

Transitorios

Artículo primero. El presente Decreto entrará en vigor el día siguiente de su publicación en el Periódico Oficial, Organo del Gobierno del Estado.

Art. 2º Se derogan las disposiciones administrativas que contravengan la presente disposición.

Art. 3º El Consejo Estatal de Minería, quedará formalmente instalado en la primera sesión ordinaria convocada en un plazo que no deberá exceder de treinta días contados a partir de la entrada en vigor del presente Decreto.

Art. 4º El Consejo Estatal de Minería elaborará y aprobará su reglamento interno, en un término que no excederá de sesenta días naturales contados a partir de la fecha de su instalación.

En cumplimiento de lo establecido en el artículo 85 de la Constitución Política del Estado y para su debida publicación y observancia, expido el presente Decreto en la residencia del Poder Ejecutivo del estado a los diecinueve días del mes de junio del año dos mil uno.

«Sufragio Efectivo. No Reelección»

El Gobernador del Estado de Zacatecas
Lic. Ricardo Monreal Avila

El Secretario General de Gobierno
Lic. Arturo Nahle García

El Secretario de Desarrollo Económico
Ing. Carlos Lozano de la Torre

FICHA TÉCNICA

GENERAL

Número de decreto Periódico Oficial Fecha de publicación Inicio de vigencia Legislatura
51 27-junio-01 28-junio-01

Por tratarse de una disposición administrativa no contiene número de Decreto ni Legislatura

REFORMAS

Número de decreto Periódico Oficial Fecha de publicación Inicio de vigencia Legislatura
 

Ultimo cotejo de vigencia: Enero de 2007