REGLAMENTO DE LA DEFENSORIA DE OFICIO DEL ESTADO DE ZACATECAS

Doctor Ricardo Monreal Avila, Gobernador del Estado de Zacatecas, en ejercicio de las atribuciones que me confieren los artículos 31, 82 fracciones II y VI, 84 y 85 de la Constitución Política del Estado; 2º, 3º, 6º, 7º, 10 fracción XI, 14 y 34 fracción XIII de la Ley Orgánica de la Administración Pública del Estado, y

Considerando

Que en las directrices del Plan Estatal de Desarrollo 1999-2004, en el apartado relacionado con la «revaloración social de la Procuración de Justicia», señala como una de las estrategias para ampliar el proceso de reforma del sistema de procuración de justicia, el fortalecer la figura del Defensor de Oficio.

Que en el derecho consagrado en la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos y la propia del Estado, de tener una defensa y representación gratuita cuando la condición social impida hacerse representar por abogado particular, propicia la ineludible profesionalización de la Defensoría de Oficio, debiendo en todo momento ser acorde a las necesidades de ese sector de la población.

Que con la promulgación de la Ley Orgánica de la Administración Pública del Estado, la función de la Defensoría de Oficio pasó a formar parte de la recién constituida Coordinación General Jurídica, ello en virtud de que la Secretaría General de Gobierno tenía la facultad de organizar, dirigir y vigilar sus actividades. Lo anterior ha redundado en el eficiente manejo de ésta y por lo tanto en un mejor servicio para los usuarios.

Que uno de los fines primordiales del ejercicio gubernamental, es velar por el respeto de los derechos individuales y resguardar la tranquilidad social mediante la aplicación de los mecanismos jurídicos adecuados; siendo una de las instituciones la Defensoría de Oficio, misma que le corresponde atender las solicitudes de asesoría jurídica a las personas con recursos económicos precarios y que por esa condición, no se encuentran en posibilidades de cubrir los honorarios de un representante legal.

Que el presente Ordenamiento tiene como objetivo organizar la institución de la Defensoría de Oficio, señalando las atribuciones de cada uno de las instancias involucradas; siendo una de las bondades, la constitución del Consejo para la Profesionalización de la Defensoría, órgano consultivo que tendrá como objetivo promover el desarrollo y mejoramiento de la calidad del servicio de la propia Defensoría.

Que en ese orden de ideas, he tenido a bien expedir el siguiente

REGLAMENTO DE LA DEFENSORIA DE OFICIO DEL ESTADO DE ZACATECAS

Capítulo I
Disposiciones generales

Artículo primero. Las disposiciones del presente Reglamento son de orden público e interés social y tienen por objeto establecer las bases para la organización y funcionamiento de la Defensoría de Oficio en el Estado Libre y Soberano de Zacatecas.

Art. 2º La Defensoría de Oficio es una institución que depende del Ejecutivo del Estado, a través de la Coordinación General Jurídica, cuya función primordial consiste en proporcionar asesoría legal en materia penal a personas que por su situación la requieran.

Art. 3º Para los efectos de este Reglamento se entiende por:

I. Gobernador del Estado: al titular del Poder Ejecutivo del Estado de Zacatecas;

II. Coordinación: a la Coordinación General Jurídica;

III. Coordinador: al coordinador general jurídico;

IV. Jefe del departamento: al jefe del departamento de las defensorías de oficio;

V. Defensoría: a la Defensoría de Oficio dependiente de la Coordinación;

VI. Defensor de Oficio: al servidor público que con tal nombramiento tiene a su cargo la asistencia jurídica en materia penal, en los términos del presente Reglamento; y

VII. Coordinación administrativa: a la unidad administrativa de la Coordinación General Jurídica.

Art. 4º Los defensores de oficio serán nombrados y removidos libremente por el Gobernador del Estado, en los términos de la legislación aplicable.

Los nombramientos de los defensores de oficio serán tramitados ante la Oficialía Mayor de Gobierno a través de la coordinación administrativa.

Art. 5º El jefe del departamento, los auxiliares y los defensores de oficio, rendirán protesta ante el Coordinador.

Art. 6º Para ser jefe del departamento, auxiliar de éste o defensor de oficio, se requiere:

I. Ser mexicano por nacimiento, preferentemente zacatecano;

II. Ser licenciado en Derecho;

III. Tener cuando menos tres años de experiencia en el ejercicio profesional, en actividades relacionadas con la defensa penal;

IV. No ser ministro de algún culto religioso; y

V. No estar en los supuestos del artículo 16 de la Constitución Política del Estado.

Art. 7º Las relaciones de trabajo entre el personal de la Defensoría y el Poder Ejecutivo del Estado, se regirán de conformidad con lo previsto en la Ley del Servicio Civil del Estado.

Art. 8º La Dirección de Prevención y Readaptación Social deberá proporcionar a la Defensoría los espacios físicos adecuados para el cabal desempeño de sus funciones. Asimismo, el Tribunal Superior de Justicia del Estado podrá hacer lo propio.

Capítulo II
De los servicios de la Defensoría de Oficio

Art. 9º Los servicios de Defensoría de Oficio se prestarán personalmente, proporcionando orientación, asesoría y representación a las personas que lo soliciten en los términos del artículo 20 fracción IX de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos.

Art. 10. El servicio de Defensoría de Oficio se retirará cuando el presunto responsable nombre a un defensor particular en la causa penal respectiva.

Capítulo III
De la organización y funcionamiento de la Defensoría de Oficio

Art. 11. La Defensoría de Oficio se integrarán por los servidores públicos siguientes:

I. El jefe del departamento;

II. Auxiliares; y

III. Defensores de oficio.

Art. 12. Corresponda al jefe del departamento:

I. Dictar los lineamientos generales para el eficaz funcionamiento de la Defensoría de Oficio;

II. Resolver las consultas relacionadas con sus funciones, a los usuarios que acudan a solicitar el servicio;

III. Vigilar que los juicios de amparo y recursos legales que se interpongan, se desarrollen agotando los medios de defensa necesarios;

IV. Dirigir la formación del archivo y la estadística correspondiente a la Defensoría;

V. Enviar al coordinador el informe mensual de las actividades realizadas por los defensores de oficio;

VI. Proponer al coordinador la imposición de sanciones o en su caso, la remoción de los defensores de oficio que no desempeñen eficazmente su función y, notificarlo cuando incurran en omisiones e irregularidades contrarias a los fines sociales de la Defensoría;

VII. Elaborar el programa anual de actualización profesional de la Defensoría y someterlo a la consideración y aprobación del coordinador;

VIII. Atender las quejas que presenten los usuarios y tomar las providencias pertinentes;

IX. Convocar y presidir las reuniones de evaluación y notificar de las mismas con tres días naturales de anticipación a los defensores de oficio;

X. Proponer la celebración de convenios con dependencias y entidades de la administración pública federal y municipal, así como con los sectores social y privado, que contribuyan al mejoramiento de la Defensoría y, en su caso, refrendarlos; y

XI. Las demás que le confiera el presente Reglamento, otras disposiciones o el coordinador.

Art. 13. Corresponde a los auxiliares del jefe del departamento:

I. Elaborar los escritos en los juicios de amparo que sean necesarios, derivados de los procesos en los que tengan intervención los defensores, cuando las garantías individuales de sus representados se estimen violadas por alguna autoridad;

II. Resolver consultas relacionadas con sus funciones a los usuarios que acudan a solicitar el servicio;

III. Suplir las ausencias del jefe del departamento, desempeñando sus funciones en los términos señalados por éste o el coordinador;

IV. Llevar el control de los informes que los defensores rindan ante el jefe del departamento;

V. Asistir a las reuniones de evaluación que al efecto convoque el jefe del departamento;

VI. Asesorar a los defensores de oficio en segunda instancia;

VII. Fungir como visitador de las defensorías de oficio y visitarlas ordinariamente; y

VIII. Las demás que le confiera el presente Reglamento, demás disposiciones, el Coordinador o el jefe del departamento.

Art. 14. Los defensores de oficio asignados a las salas penales del Tribunal Superior de Justicia del Estado, tendrán las siguientes obligaciones:

I. Asistir a las reuniones de evaluación que al efecto convoque el jefe del departamento;

II. Enviar al jefe del departamento dentro de los tres últimos días de cada mes, un informe pormenorizado sobre la radicación de los expedientes en materia de apelación;

III. Mantener actualizado el archivo;

IV. Anotar en el libro de registro de la Defensoría de Oficio, el número de sala en donde se encuentre radicado el asunto, así como el número de toca, juzgado de origen, fecha de la audiencia de vista y magistrado ponente, a efecto de proporcionar la orientación jurídica a los interesados;

V. Formular los agravios por las audiencias de vista, en coordinación con los familiares e interesados;

VI. Estar presente en las audiencias de vista para alegar lo que en derecho proceda a favor de su representado;

VII. Notificarse de las resoluciones emitidas por la sala, en los asuntos que hubiere formulado agravios;

VIII. Realizar los trámites conducentes a fin de obtener la libertad provisional de los patrocinados;

IX. Informar al defendido o sus familiares del trámite legal que deberá desarrollarse en la fase de apelación; y

X. Las demás que le confiera el presente Reglamento, otras disposiciones, el coordinador o el jefe del departamento.

Art. 15. Los defensores adscritos a los juzgados de primera instancia, tendrán las siguientes obligaciones:

I. Prestar los servicios de defensa gratuita en los términos de lo previsto en el presente Reglamento;

II. Defender y representar con eficiencia y responsabilidad profesional a los indiciados o procesados que les sean asignados;

III. Aportar los elementos de prueba y desahogar las diligencias necesarias;

IV. Llevar un libro de registro con todos y cada uno de los datos inherentes a los asuntos encomendados, desde su inicio hasta su resolución;

V. Asistir a las reuniones de evaluación que al efecto convoque el jefe del departamento;

VI. Enviar al jefe del departamento dentro de los tres últimos días de cada mes, un informe pormenorizado de las actividades realizadas;

VII. Mantener actualizado el archivo;

VIII. Prestar asesoría a los sentenciados para la obtención de los beneficios señalados en la Ley de Ejecución de Sanciones Privativas y Restrictivas de la Libertad del Estado;

IX. Acudir ordinariamente a los centros de reclusión para informar a los reos del estado que guardan los procesos y de los posibles beneficios a que tengan derecho, así como los requisitos para su libertad provisional bajo caución cuando proceda y, aquellos para obtener los beneficios preliberacionales;

X. Vigilar y cuidar el respeto a los derechos humanos de los procesados y de las personas privadas de su libertad, conforme a lo previsto en la legislación aplicable; y

XI. Las demás que le confiera el presente Reglamento, otras disposiciones, el coordinador o el jefe del departamento.

Capítulo IV
De la actualización profesional

Art. 16. Para la eficiente desempeño del personal de la Defensoría, se formulará un plan anual de actualización profesional, mismo que será elaborado de conformidad con los siguientes lineamientos:

I. Se recogerán las orientaciones y se aprovechará la vinculación con los sectores público, social y privado; y

II. Se establecerá la cantidad de acciones de actualización profesional en que los defensores de oficio deberán intervenir.

El cumplimiento del programa anual de actualización profesional será evaluado anualmente.

Art. 17. Se concederá amplia participación a los defensores de oficio en la formulación, aplicación y evaluación de los resultados del plan anual de actualización profesional.

Capítulo V
Del apoyo a las defensorías de oficio

Art. 18. Para el cumplimiento de sus funciones, la Defensoría contará con los auxiliares que el presupuesto señale.

Art. 19. La coordinación celebrará convenios con instituciones de educación, para establecer el cumplimiento en las áreas de la Defensoría, del servicio social de pasantes de derecho y de trabajo social.

Capítulo VI
De las faltas y licencias temporales

Art. 20. Las faltas del jefe del departamento deberán estar justificadas conforme a lo previsto en las normas aplicables y en su caso, de ser mayores a treinta días hábiles se nombrará al sustituto.

Art. 21. Las faltas temporales de los auxiliares que no excedan de un mes, serán cubiertas por el servidor público que designe el coordinador, o en su caso, el jefe del departamento.

Art. 22. Las faltas temporales de los defensores de oficio que no excedan de un mes, serán cubiertas por el auxiliar que al efecto designe el coordinador, o en su caso, el jefe del departamento.

Art. 23. Las faltas temporales del jefe de departamento y auxiliares por un término mayor al señalado en el artículo 20 del presente Reglamento, serán cubiertas por el servidor público que designe el coordinador.

Art. 24. De las licencias que soliciten los defensores de oficio, conocerá el jefe del departamento y la coordinación administrativa.

Art. 25. El jefe del departamento podrá conceder licencias a los auxiliares y defensores de oficio, hasta por cinco días naturales, cuando a su criterio se encuentren debidamente justificadas, sin más trámite que disponer que se supla la ausencia temporal.

Art. 26. En casos extraordinarios, el jefe del departamento solicitará al coordinador la contratación de personal por prestación de servicios profesionales o tiempo determinado, para cubrir las ausencias de los defensores de oficio.

Art. 27. En caso de renuncia de los defensores de oficio, no podrán dejar de prestar el servicio, previa aceptación y hasta en tanto se realice la entrega-recepción de los expedientes a su cargo, con la respectiva situación jurídica que guardan.

Capítulo VII
De la responsabilidad de los defensores de oficio

Art. 28. Serán faltas que originen sanciones y medidas disciplinarias para el personal de las defensorías:

I. Faltar frecuentemente sin causa justificada a sus respectivas adscripciones, así como cuando se encuentren en turno;

II. Demorar o contribuir a la demora injustificada de la defensa o litigios encomendados;

III. Valerse de cualquier medio para que se revoque el nombramiento sin motivo alguno, así como abandonar la defensa sin causa justa o negarse injustificadamente a patrocinar la defensa de los encausados;

IV. Aceptar ofrecimientos o promesas, solicitar o recibir dádivas o cualquier remuneración por los servicios que estén obligados a prestar gratuitamente;

V. No cumplir con las obligaciones éticas que impone una defensa eficaz y oportuna;

VI. No rendir el informe de sus actividades a la coordinación dentro de los tres últimos días de cada mes; y

VII. Dejar de cumplir las obligaciones señaladas en el presente Reglamento y demás disposiciones.

Art. 29. Los defensores de oficio en el desempeño de sus funciones están impedidos para:

I. Desempeñar el libre ejercicio de su profesión en materia penal, con excepción de causa propia, de su cónyuge o concubina y parientes consanguíneos hasta el cuarto grado, por afinidad o parentesco civil;

II. Recibir o solicitar cualquier servicio, beneficio o promesa para sí o para cualquier persona con quien tenga lazos de parentesco o afecto, como consecuencia de sus servicios de defensa social; y

III. Las demás que establezca el presente Reglamento y otros ordenamientos.

Capítulo VIII
De las sanciones disciplinarias

Art. 30. Las faltas cometidas por los defensores de oficio en el ejercicio de sus funciones, serán conocidas por el coordinador, mismo que de inmediato dará parte a la contraloría interna, para que se proceda en los términos de la Ley de Responsabilidades de los Servidores Públicos del Estado y Municipios.

Capítulo IX
Del Consejo para la Profesionalización de la Defensoría de Oficio

Art. 31. Se constituye el Consejo para la Profesionalización de la Defensoría de Oficio, un órgano consultivo que tiene por objeto promover la eficiencia y desarrollo de la calidad del servicio ofrecido por la Defensoría.

Art. 32. El Consejo estará conformado por:

I. El coordinador, quien tendrá el carácter de presidente;

II. Un representante de la Procuraduría General de Justicia del Estado;

III. Dos ciudadanos distinguidos por su trayectoria académica en el ámbito jurídico o de asistencia social, que el Consejo determine.

Asimismo se invitará a los representantes de las entidades señaladas a continuación:

IV. Del Tribunal Superior de Justicia del Estado;

V. De la Comisión Estatal de Derechos Humanos;

VI. De la Facultad de Derecho de la Universidad Autónoma de Zacatecas «Francisco García Salinas»; y

VII. Del Colegio de Abogados u otras organizaciones análogas.

Art. 33. El jefe del departamento fungirá de secretario ejecutivo del Consejo y, respecto de las sesiones tendrá las siguientes obligaciones:

I. Pasar lista de asistencia y verificación del quórum, señalando la presencia de sus integrantes;

II. Levantar las actas de las sesiones celebradas por el propio Consejo, llevando a efecto un registro de los acuerdos y resoluciones; y

III. Suplir las ausencias del presidente del Consejo, asumiendo tal carácter.

Art. 34. El cargo de consejero será honorario, por lo que no recibirán retribución o compensación alguna. Los consejeros titulares designarán a la persona que los supla en sus ausencias.

Art. 35. Corresponde al Consejo para la Profesionalización de la Defensoría de Oficio:

I. Opinar sobre los asuntos relacionados con la Defensoría y proponer mecanismos para mejorar los servicios de defensa y orientación jurídica, considerando las propuestas que emitan los defensores;

II. Promover la realización de foros, talleres, cursos y seminarios relacionados con los servicios de la Defensoría y orientación jurídica;

III. Participar en la elaboración del programa anual de actualización profesional;

IV. Recibir el informe anual de actividades del jefe del departamento;

V. Proponer la celebración de convenios con los sectores público, social y privado, que contribuyan a eficientar el servicio de Defensoría; y

VI. Promover ante los organismos correspondientes, la implementación de sistemas de libertad provisional de los defensos carentes de recursos económicos.

Transitorios

Artículo primero. El presente Reglamento entrará en vigor al día siguiente de su publicación en el Periódico Oficial, Organo del Gobierno del Estado.

Art. 2º Se derogan las disposiciones administrativas que contravengan lo establecido en el presente Ordenamiento.

Art. 3º Dentro de los noventa días naturales siguientes al inicio de vigencia de este Reglamento, el presidente del Consejo para la Profesionalización de la Defensoría de Oficio, convocará a los integrantes a la primera sesión ordinaria, a efecto de que rindan la protesta de ley correspondiente y se emitan los primeros acuerdos.

En cumplimiento a lo dispuesto en el artículo 85 de la Constitución Política del Estado y para su debida publicación y observancia, expido el presente Reglamento, en el Despacho del Poder Ejecutivo del Estado, en la ciudad de Zacatecas, a los doce días del mes de junio del dos mil tres.

La presente hoja forma parte del Reglamento de la Defensoría de Oficio del Estado de Zacatecas.

Atentamente

«Sufragio Efectivo. No Reelección»

El Gobernador del Estado de Zacatecas
Dr. Ricardo Monreal Avila

El Secretario General de Gobierno
Lic. Tomas Torres Mercado

La Coordinadora General Jurídica
M. en C. Aída Alicia Lugo Dávila

FICHA TÉCNICA

GENERAL

Número de decreto Periódico Oficial Fecha de publicación Inicio de vigencia Legislatura
28 28-junio-03 29-junio-03

Por tratarse de una disposición administrativa no contiene número de Decreto ni Legislatura

REFORMAS

Número de decreto Periódico Oficial Fecha de publicación Inicio de vigencia Legislatura
 

Ultimo cotejo de vigencia: Enero de 2007