REGLAMENTO INTERIOR DEL «ALBERGUE Y CASA DE
CONVIVENCIA PARA ADULTOS MAYORES»

Exposición de motivos

Con el interés de proteger y garantizar los derechos de las personas adultas mayores, promoviendo su integración al desarrollo social, económico, político y cultural, como lo establece la Ley de Protección de los Derechos de las Personas Adultas Mayores para el Estado de Zacatecas; se sientan las bases a través de un Convenio de Colaboración entre las órdenes de gobierno estatal y municipal, implementando acciones concretas como la instalación y funcionamiento del Albergue de Convivencia para Adultos Mayores.

La Ley de Asistencia Social del Estado de Zacatecas, en su artículo 2º, tutela la atención a grupos de población vulnerable o de riesgo por su condición de edad, coordinando la prestación de servicios de asistencia social pública o privada e impulsando la participación de la sociedad civil en la materia.

Así mismo, La Constitución del Estado Libre y Soberano de Zacatecas, establece en su artículo 25 que el Estado y el municipio, colaboren en la toma de decisiones para establecer un sistema social de apoyo integral a los adultos mayores, que les permita una vida más digna y más decorosa.

El Gobierno del Estado, de manera congruente con el Plan Estatal de Desarrollo, a través del Sistema Estatal para el Desarrollo Integral de la Familia, manifiesta su interés por colaborar y trabajar de manera conjunta con el municipio de Zacatecas en todas las acciones encaminadas a la atención de los adultos mayores.

El ayuntamiento de Zacatecas, declara poseer las instalaciones adecuadas construidas ex profeso para poner en marcha el Albergue de Convivencia para Adultos Mayores, de igual forma manifiesta, ser su voluntad suscribir el Convenio de Colaboración en los términos ya fijados en el mismo.

El Albergue de Convivencia para Adultos Mayores, en el aspecto operativo será financiado en forma conjunta por el Gobierno del Estado, a través del Sistema Estatal para el Desarrollo Integral de la Familia [SEDIF], y el municipio a través del Sistema Municipal para el Desarrollo Integral de la Familia [SMDIF], con el fin de prestar una mayor cobertura de servicios a las personas adultas mayores del municipio en particular y del Estado en general, procurando ambas instancias la participación y el compromiso de otras organizaciones públicas, sociales y privadas.

Por lo anteriormente expuesto y fundado, en bien de los usuarios, el personal administrativo y operativo en general, a fin de observar un buen control y orden en la institución, se acuerda de conformidad por los dos órdenes de Gobierno que el [SEDIF], emita la publicación del presente Reglamento.

REGLAMENTO INTERIOR DEL ALBERGUE Y CASA DE CONVIVENCIA PARA ADULTOS MAYORES

Capítulo I
De las disposiciones generales

Artículo primero. El presente Reglamento es de interés público y de observancia obligatoria para todos usuarios y personal administrativo del albergue y casa de convivencia para adultos mayores.

Art. 2º El objeto del presente Reglamento es normar la prestación del servicio que se otorga en el albergue y casa de convivencia para adultos mayores en todas sus modalidades, así como las facultades y obligaciones de los sistemas estatal y municipal para el Desarrollo Integral de la Familia, los adultos mayores y sus visitantes.

Art. 3º El consejo de coordinación será la autoridad facultada para la aplicación del presente Reglamento.

Art. 4º Para efectos del presente Reglamento se entenderá por:

I. Casa del abuelo y/o albergue y casa de convivencia para adultos mayores: a las instalaciones y centro de servicios para los adultos mayores;

II. SEDIF: Sistema Estatal para el Desarrollo Integral de la Familia;

III. Ayuntamiento: el Ayuntamiento del municipio de Zacatecas;

IV. El SMDIF: el Sistema Municipal Para el Desarrollo Integral de la Familia de Zacatecas;

V. Administración pública: dependencias y organismos de la Administración Pública del Estado de Zacatecas;

VI. Adulto mayor: persona mayor de 60 años;

VII. Usuario: el adulto mayor que hace uso de las instalaciones del Albergue y Casa de Convivencia para Adultos Mayores;

VIII. Grupo interdisciplinario: aquel conformado por el director, el administrador y el médico responsable del área de medicina general, el responsable del área de trabajo social y psicólogo; y

IX. Consejo de coordinación: el integrado por representantes de los Sistemas Estatal y Municipal para el Desarrollo Integral y la Familia, del sector privado y de organizaciones sociales de conformidad al presente Reglamento.

Art. 5º Al proporcionar sus servicios La Casa del Abuelo, aplicará una cuota de recuperación, la que se determinará de acuerdo al tabulador que fije el consejo coordinador, y en los casos que así se amerite se asentará al usuario de la mencionada cuota.

Art. 6º El albergue será administrado coordinadamente por el SEDIF y el SMDIF mediante el consejo de coordinación quienes tendrán la obligación de aprobar los programas y las actividades que se desarrollen, así como supervisar en todo momento la prestación de los servicios que se proporcionen en él.

Art. 7º Los objetivos del albergue y Casa de Convivencia para Adultos Mayores entre otros, serán:

En su primera etapa:

I. Construir un establecimiento que haga las veces de hogar sustituto para los usuarios;

II. Apoyar a los usuarios a través de un espacio digno, confortable, con servicios que contribuyan a la socialización armónica, la madurez activa y en consecuencia la inserción social y productiva;

III. Fomentar en los usuarios el cultivo de habilidades, capacidades y destrezas, así como condiciones de esparcimiento, salud y educación;

IV. Capacitar al núcleo familiar sobre los cuidados y atención que merecen nuestros adultos mayores y su reintegración a la sociedad.

En su segunda etapa:

I. Ser el hogar temporal de los adultos mayores que no cuenten con él ni con familias que se hagan cargo de ellos y tramitar su estancia en algún asilo de ser necesaria.

Art. 8º La Casa del Abuelo proporcionará los servicios de casa de convivencia en su primera etapa y de residencia en una segunda, siendo el primero aquel que se presta por 8 horas al día de lunes a viernes y el segundo, el que se prestará por 24 horas al día por tiempo indeterminado.

Art. 9º El personal que labore en el albergue será determinado por los convenios de colaboración que al efecto celebren entre el SEDIF y el SMDIF y en ningún caso se entenderá al albergue como patrón siendo que el personal conservará la relación de trabajo exclusivamente con la institución que lo designe para tal propósito, conforme lo previsto por la legislación correspondiente.

Capítulo II
De la administración y organización del albergue

Art. 10. Para su funcionamiento, el albergue contará con el siguiente personal:

I. Un[a] director[a];

II. Un[a] administrador[a];

III. Un[a] psicólogo[a];

IV. Un[a] médico general;

V. Un[a] enfermero[a];

VI. Dos trabajadoras sociales;

VII. [Dos] organizadores[as] de actividades [asistentes];

VIII. Una encargada de cocina;

IX. Un auxiliar de cocina;

X. Dos intendentes; y

XI. Dos vigilantes.

Los servicios de medicina general, serán proporcionados por un médico asignado específicamente para esa función y en su ausencia, una vez a la semana por el programa «Por Amor a Zacatecas», adscrito al SEDIF.

El personal se incrementará de acuerdo a las necesidades del servicio.

El servicio de psicología será proporcionado por solicitud específica de los interesados y la consulta de ser posible tendrá una cuota de recuperación previamente establecida. Dicha cuota de recuperación será incorporada a la administración del albergue. Los psicólogos del servicio serán aportados por el SEDIF y SMDIF.

Art. 11. El albergue estará a cargo de un director, que será nombrado por el director general del SEDIF y que en todo caso deberá reunir los siguientes requisitos:

I. Tener estudios de licenciatura en trabajo social, psicología, medicina humana o carrera afín;

II. Tener experiencia en el manejo administrativo de algún albergue o institución similar;

III. Tener experiencia en el trato con personas de la tercera edad y conocimiento en las características del desarrollo de los adultos mayores;

IV. Tener cuando menos 35 años de edad, al momento de ser nombrado; y

V. Ser persona de reconocida solvencia moral.

Art. 12. Serán facultades y obligaciones del director del albergue:

I. Coordinar las funciones directivas y operativas del albergue;

II. Ser el responsable del ambiente físico del albergue, así como realizar trámites correspondientes para las mejoras que coadyuven al óptimo funcionamiento del mismo;

III. Supervisar que las áreas de trabajo y en general se encuentren en buenas condiciones de limpieza y seguridad para los usuarios;

IV. Llevar a cabo reuniones periódicas con el equipo técnico del albergue a efecto de evaluar el servicio proporcionado a los usuarios;

V. Convocar y participar como presidente en las juntas del grupo interdisciplinaria con el equipo técnico, donde se definirá sobre el ingreso del adulto mayor;

VI. Mostrar a los familiares responsables del adulto mayor de nuevo ingreso las instalaciones del albergue, así como de impartir una plática donde se explique el funcionamiento del mismo;

VII. Presentar trimestralmente al SEDIF/municipio el estado funcional que guarda el albergue;

VIII. Llevar a cabo reuniones periódicas con los familiares de los usuarios para tratar asuntos de interés general, en las que deberá estar presente el equipo técnico del Albergue; y

IX. Supervisar que los responsables de las diferentes áreas realicen su trabajo de acuerdo a los lineamientos establecidos.

Art. 13. Del coordinador administrativo:

I. Llevar a cabo correcta y oportunamente el registro contable del albergue;

II. Vigilar que las áreas del albergue cuenten con los recursos materiales y humanos necesarios para la prestación del servicio;

III. Realizar las solicitudes del suministro de material e insumos, para que por su conducto sean enviados al área de recursos materiales;

IV. Tramitar movimientos de altas y bajas, cambios, permisos de personal, así como atender los reportes correspondientes, estableciendo los controles de asistencia necesarios;

V. Elaborar programa para mejor aprovechamiento de los insumos, así como del personal contratado, e implementación de cursos permanentes de capacitación laboral;

VI. Pago de nóminas y resolución de gastos imprevistos, por lo que deberá contar con un fondo revolvente para cubrir necesidades mínimas;

VII. Intervenir en la formulación del proyecto de presupuesto y egresos del albergue, así como revisar y autorizar la programación de pagos;

VIII. Presentar informe mensual al SEDIF así como al SMDIF;

IX. Realizar las órdenes de pago de cuotas de recuperación de los usuarios y entregarlas al área administrativa del SEDIF; y

X. Las demás que instruya el director del SEDIF y que se encuentren en el ámbito de sus atribuciones.

Art. 14. Área de medicina general. Estará a cargo de un médico con experiencia de por lo menos 5 años, preferentemente con especialidad en geriatría y tendrá las siguientes facultades y obligaciones:

I. Vigilar las condiciones de salud de todos los usuarios, elaborando su historia clínica, examen, emitir el diagnóstico y establecer el tratamiento correspondiente;

II. Realizar las entrevistas médicas de admisión, solicitando los estudios correspondientes y revisar e interpretar los resultados;

III. Participar en las juntas del grupo interdisciplinarias para la decisión del ingreso del adulto mayor;

IV. Informar a la familia si los motivos de no ingreso al albergue por parte de algún solicitante sean de índole médica;

V. Participar diariamente en el examen de salud. [Revisión del adulto mayor, que no se presenten enfermos o con síntomas que impidan realizar normalmente las actividades del albergue];

VI. Visitar diariamente y de forma frecuente las salas del albergue para verificar el estado de salud del adulto;

VII. Consultar a los usuarios que durante el tiempo de permanencia en el albergue desarrollen alguna sintomatología;

VIII. Llevar el control y archivo de historias clínicas, estudios de laboratorio, estado de salud, etc.;

IX. Participar en juntas y programas familiares;

X. Programar pláticas en el ámbito de la salud para los adultos mayores;

XI. Informar sobre la programación mensual de las actividades al director;

XII. Organizar el funcionamiento de su área de acuerdo con el director;

XIII. Supervisar el trabajo del personal adscrito a su área;

XIV. Supervisar que el trato diario por el personal a los usuarios sea respetuoso y cordial;

XV. Informar al director sobre requerimientos necesarios para el buen funcionamiento del área a su cargo;

XVI. Dar las indicaciones pertinentes a trabajo social cuando los adultos requieran de tratamientos médicos de tipo distintos a los que presta la institución o que sea de otro nivel de atención, o ser derechohabiente, etc., para que realicen los trámites necesarios del caso;

XVII. Supervisar la aceptabilidad de los menús por parte de los usuarios, así como de su preparación según recomendación médica;

XVIII. Solicitar la colaboración de nutriólogos para la elaboración de los menús y dietas especiales que requieran los adultos; y

XIX. Las demás que en el ámbito de sus atribuciones le ordene el director.

Art. 15. El área de trabajo social:

Invariablemente estará a cargo de una trabajadora social con experiencia en el trato de adultos mayores, teniendo las siguientes facultades y/o obligaciones:

I. Realizar prevaloración a través de una entrevista;

II. Realizar la visita domiciliaria de la persona interesada, para conocer las condiciones familiares y económicas del adulto;

III. Informar y orientar a los familiares sobre los requisitos que deberán reunir y trámites para tener derecho a recibir el servicio del albergue;

IV. Aplicar estudio socioeconómico al solicitante y familiar para detectar su situación social, familiar y económica en que se desenvuelve el mismo;

V. Aplicar la cuota de recuperación según tabulador autorizado por el consejo coordinador y de acuerdo al resultado del estudio socioeconómico;

VI. Determinar la cuota de recuperación que se aplicará al usuario por su estancia en el albergue, de acuerdo al resultado del estudio socioeconómico;

VII. Realizar la promoción en el municipio de los servicios que presta el albergue;

VIII. Participar de manera interdisciplinaria con todo el personal adscrito al albergue, para mejorar la atención a los usuarios;

IX. Realizar y cumplir el programa anual de trabajo, tomando en cuenta las características principales de cada usuario, así mismo, canalizar a instancias correspondientes según la necesidad del adulto o de su familiar;

X. Realizar trámites administrativos, en caso de que los usuarios se vean incapacitados para realizarlos por sí mismos, y que no cuenten con la ayuda de algún familiar;

XI. Llevar el control de altas y bajas, así como de las solicitudes para el ingreso y utilizarlo en el momento requerido y mantener el cupo cubierto;

XII. Verificar y actualizar cada seis meses los datos laborales del familiar responsable [horarios, sueldo, vacaciones, etc.] y la cuota de recuperación correspondiente;

XIII. Realizar estudios de caso y seguimiento de problemas que se presenten al usuario, así como de anexar al expediente individual notas importantes de cada adulto mayor;

XIV. Organizar el horario de actividades del albergue [terapia ocupacional, gimnasia, dinámicas grupales, etc.];

XV. Proporcionar información y orientación a familiares y público en general de los diversos programas que ayuden a los adultos a su integración social;

XVI. Informar al director los requerimientos de material para su área para el buen desempeño de sus labores;

XVII. Atención integral del usuario, procurando su inclusión al entorno familiar y social;

XVIII. Organizar eventos de tipo recreativo, educativo y cultural que permitan el esparcimiento del usuario, tomando en cuenta las aptitudes y capacidades del mismo;

XIX. Coordinar las actividades interdisciplinarias para lograr la atención integral del usuario, así mismo, aplicar técnicas individuales y grupales con los adultos y familiares para lograr una comunicación permanente;

XX. Realizar entrevistas constantes con los adultos y sus familiares para conocer la problemática que afecta al usuario, manteniendo informados a los familiares del mismo;

XXI. Según el problema que se presente, colaborar en el área médica para el traslado y/o hospitalización en caso necesario, o bien realizar los trámites de ínter-consulta a las unidades médicas;

XXII. Motivar en la participación familiar en las actividades que en forma conjunta permitan la integración del adulto mayor al seno familiar y social; y

XXIII. Mantener comunicación constante albergue-adulto mayor-familia, con el propósito de lograr una interacción que se refleje en el comportamiento y bienestar del adulto mayor.

Art. 16. El área de enfermería tendrá las siguientes obligaciones:

I. Asistir y auxiliar al área médica en todas sus actividades dentro del albergue;

II. Colaborar en el área de medicina en el examen de salud y realizarlo si el médico no se encuentra presente;

III. Llevar el control y administración de los medicamentos de los adultos mayores del albergue;

IV. Colaborar en el control de los expedientes de cada paciente y llevar un archivo de los mismos;

V. Informar sobre la programación mensual de sus actividades al director;

VI. Elaborar el informe mensual de sus actividades y presentarlo al director;

VII. Consultar directamente con el médico cualquier aclaración o modificación de su rutina de trabajo;

VIII. Preparar el material y esterilizar el instrumental médico necesario, así como mantener el cubículo de enfermería en óptimas condiciones de higiene;

IX. Cumplir en forma precisa las indicaciones médicas;

X. Realizar las terapias músculo-esqueléticas indicadas por el médico;

XI. Acompañar al médico en la visita diaria que realice, informando a éste sobre los signos vitales y novedades presentadas en turno;

XII. Entregar la guardia al turno siguiente, informando de las novedades y material entregado;

XIII. Firmar y recibir material y equipo por turno en la libreta de control proporcionado para el caso

XIV. Ayudar a los adultos en su traslado, deambulación e higiene corporal si así lo requiere;

XV. Administrar y preparar los medicamentos de los adultos mayores;

XVI. Informar al médico sobre cualquier cambio físico como psíquico que presenten los adultos mayores;

XVII. Ayudar a los adultos mayores en las actividades de terapia ocupacional, arreglo de vestido, etc., si así lo requieren;

XVIII. Ayudar a los adultos a tomar sus alimentos si así lo requieren;

XIX. Participar en cursos de actualización en temas relacionados a sus actividades; y

XX. Colaborar en todo lo que se le solicite, cuando esté dentro de sus atribuciones, para el bienestar de los adultos mayores.

Art. 17. En el albergue habrá un responsable de cada taller que se imparta, quienes tendrán la obligación de llevar a cabo sus actividades con la atención y dedicación que se requiere, responsabilizándose de los materiales e instrumentos que sean puestos a su disposición para la impartición de los mismos, así como del buen trato a los adultos mayores.

Los responsables de los talleres deberán solicitar al auxiliar administrativo los materiales e insumos para llevar a cabo sus actividades.

Art. 18. Serán funciones del personal de cocina:

I. Serán responsables del control y elaboración de los alimentos;

II. Solicitar con la debida anticipación los alimentos necesarios para la elaboración del menú;

III. Verificar que el área de trabajo se encuentre limpia, y solicitar en su caso el aseo de la misma, así como guardar las normas de higiene personal como son: baño diario, uñas cortas y limpias, cabello recogido y cubierto, uso de uniforme completo a lo largo del horario laboral;

IV. Vigilar y controlar los equipos, instalaciones, enseres y utensilios de cocina, conservándolos siempre en óptimas condiciones de higiene y funcionamiento;

V. Efectuar cuidadosamente el lavado y limpieza del equipo, instalaciones, enseres, utensilios de cocina;

VI. Recibir los pedidos de insumos, [abarrotes, carne, fruta, verdura y huevo, etc.] verificando que la cantidad y calidad sean las requeridas;

VII. Preparar los alimentos para los adultos mayores de acuerdo a los menús dispuestos por el área de medicina general;

VIII. Registrar y controlar la cantidad de alimentos que se utilizan durante el día;

IX. Elaborar el informe mensual del número de raciones suministradas a los adultos mayores y entregarlos al director;

X. Comprobar que los alimentos solicitados sean en cantidad, peso y cuantificar unidades de acuerdo con lo sugerido por el área de medicina general;

XI. Elaborar los alimentos para cumplir con las dietas especiales, de acuerdo con las indicaciones del área de medicina general;

XII. Preparar las charolas, colocar los alimentos y servirlos;

XIII. Distribuir en los horarios establecidos los alimentos en platos de acuerdo con los menús y las raciones indicadas en ellos;

XIV. Verificar diariamente que los ingredientes necesarios para la elaboración de los menús estén completos;

XV. Marcar la fecha de recepción de los alimentos y acomodarlos adecuadamente en sus respectivas alacenas; y

XVI. Las demás que en el ámbito de sus atribuciones le ordene el director.

Art. 19. El área de intendencia tendrá las siguientes facultades y obligaciones:

I. Mantener permanentemente aseadas las instalaciones del albergue;

II. Solicitar al encargado de almacén los artículos de limpieza necesarios;

III. Mantener bajo resguardo los artículos de limpieza suministrados;

IV. Informar al coordinador administrativo sobre cualquier deficiencia en el equipo y del edificio;

V. Recoger y depositar la basura y desperdicios en los lugares destinados para ello;

VI. Realizar las labores de lavado y planchado de los blancos y ropa de los usuarios;

VII. Colaborar en el lavado y limpieza del equipo como vajillas, cubiertos y enseres de cocina;

VIII. Colaborar en el traslado interno de muebles y objetos:

IX. Cooperar en el traslado de los adultos mayores cuando se requiera;

X. Realizar labores menores de mantenimiento;

XI. Realizar las compras menores que se requieran en el albergue; y

XII. Las demás que en el ámbito de sus atribuciones le ordene el director.

Capítulo III
Del ingreso al albergue

Art. 20. Para ingresar al albergue/casa de convivencia para adultos mayores, es necesario cumplir con los siguientes requisitos:

I. Ser mayor de 60 años;

II. Valerse físicamente y mentalmente por sí mismo, y contar con las siguientes características [en caso de solicitar la permanencia]:

a) Carencia familiar;

b) Rechazo familiar;

c) Carencia de recursos económicos; y

d) Maltrato físico/mental.

III. Presentarse con una persona responsable de su cuidado a la oficina de trabajo social, para realizar los trámites;

IV. Someterse a exámenes médicos, psicológicos y socioeconómicos.

De acuerdo a los estudios descritos, el grupo interdisciplinario acordará su ingreso.

Art. 21. El área de trabajo social, será el primer contacto con los solicitantes del servicio del albergue, para determinar si cumplen con los criterios de selección, además de verificar si hay disponibilidad de espacio en el mismo.

Art. 22. De ser aceptado, el solicitante firmará un documento donde conste que las gestiones para su ingreso se han hecho sin coacción alguna y por propia voluntad y determinación, así mismo, manifestará su conformidad de ingresar al albergue, aceptar que su estancia en la unidad está condicionada a su conducta, además de comprometerse a cumplir y sujetarse a los dispuesto en el reglamento.

Art. 23. Al ingresar el adulto mayor, deberá ser acompañado de la persona que se responsabilice de él, quien firmará la carta responsiva en la que exprese su conformidad para cumplir las obligaciones que le impone el reglamento.

Art. 24. A su ingreso, el usuario deberá llevar consigo las siguientes prendas de vestir, que deberán ser marcadas con sus iniciales:

Hombres: 1 juego completo de ropa interior, 1 camisa, 1 pantalón, 1 par de calcetines, 1 suéter, 1 par de pantuflas o 1 par de sandalias.

Mujeres: 1 juego de ropa interior, 1 vestido o falda, 1 blusa, 1 par de medias o calcetas, 1 suéter, 1 par de pantuflas o 1 par de sandalias.

Accesorios para su arreglo personal: peine o cepillo para el cabello, pasta y cepillo para dientes, medicamentos y/o material de curación, pañales que el usuario requiera.

Art. 25. El albergue proporcionará al usuario:

a) Habitación compartida;

b) Servicios de sanitarios y regadera;

c) Alimentos sanos, balanceados y suficientes en calidad y cantidad;

d) Atención médica, psicológica y de terapia ocupacional; y

e) Lavado de ropa, paseos, eventos culturales y de esparcimiento

Capítulo IV
De las obligaciones del usuario

Art. 26. Son obligaciones de los usuarios:

I. Someterse a los exámenes, pruebas clínicas y/o de laboratorio y cualquier tipo de estudios, indicados por el área de medicina;

II. Realizar cotidianamente su aseo personal;

III. Ingerir sus alimentos en el comedor, de acuerdo al horario establecido, únicamente por su estado de salud, podrá alimentarse en su habitación;

IV. Entregar a la administración la cuota de recuperación por mensualidad adelantada, en los diez primeros días de cada mes. El incumplimiento de la cuota en término de tres meses consecutivos, se considera como voluntad del usuario y/o responsable de renunciar a los servicios que presta el albergue a menos que justifique la imposibilidad para hacer la mencionada aportación;

V. Recibir servicios de traslado a sus domicilios, previo al pago de derechos por este concepto que se fije en la dirección general del SEDIF; y

VI. Depositar en la administración del albergue, dinero en efectivo para sus gastos personales, previo al recibo del encargado.

El albergue no se hará responsable por el dinero en efectivo o valores no entregados a la administración.

Art. 27. Son derechos de los usuarios:

I. Recibir atención médica, psicológica y de terapia ocupacional por parte de los prestadores del servicio del albergue;

II. Recibir alimentación sana, balanceada, suficiente y adecuada dentro del horario establecido en el albergue;

III. Recibir el servicio oportuno de lavandería si se encuentra en la etapa de albergue definitivo;

IV. Asistir, previa anuencia del médico encargado de la unidad, a los paseos, eventos culturales y otro tipo de esparcimiento proporcionado por el albergue;

V. Salir del albergue previa autorización por escrito de la persona responsable del adulto mayor y aprobación del director, durante el lapso fijado en la solicitud, la autorización deberá hacerse con 48 horas de anticipación a la hora y el día de la salida; el regreso del usuario deberá ser antes de las 18 horas del día indicado en la solicitud, en caso contrario, será recibido el día hábil siguiente; y

VI. En caso de inconformidad, el usuario podrá dirigirse por escrito o de manera verbal al director del albergue, a fin de que previa averiguación, se proceda en consecuencia.

Capítulo V
De los visitantes y visitas

Art. 28. Las visitas se efectuarán en el lugar destinado por el director y sólo serán permitidas con la anuencia del usuario. Los visitantes deberán obtener previamente la autorización por escrito del director o de la persona por él designada.

Art. 29. Las visitas podrán hacerse todos los días de la semana dentro de los horarios siguientes: de 10 a 13 horas y de 15 a 17 horas.

Art. 30. Solamente en casos en que el usuario permanezca por prescripción médica en los dormitorios, se permitirá el acceso a visitas a éstos.

Art. 31. Los visitantes no podrán intervenir en el cuidado, medicación y alimentación de los usuarios, ni en las labores administrativas de los empleados o encargados de las áreas, a excepción del periodo de adaptación que no excederá de 10 días.

Art. 32. Queda estrictamente prohibido a los visitantes introducir bebidas alcohólicas, drogas enervantes, sustancias psicotrópicas o cualquier tipo de medicamentos, de hacerlo se solicitará el apoyo de las autoridades correspondientes.

Art. 33. Los medicamentos prescritos por médicos ajenos al albergue, deberán ser entregados junto con la receta al director, para su resguardo y administración.

Art. 34. Los visitantes deberán registrarse al entrar y al salir de la unidad, indicando en el libro de registro y de considerarse necesario permitirán la revisión de sus pertenencias.

Capítulo VI
De las obligaciones de los responsables del adulto mayor

Art. 35. Son obligaciones de los responsables del adulto mayor:

I. Acompañar al adulto mayor el día de su ingreso;

II. Pagar puntualmente las cuotas de recuperación;

III. Adquirir los medicamentos y accesorios prescritos por el médico: lentes, auxiliares auditivos, pañales, etc.;

IV. Acudir puntualmente a las citas que indique el director, médico o trabajador social;

V. Proporcionar el material que se solicite para las actividades de terapia ocupacional del adulto mayor;

VI. Registrar entrada y salida en los libros de visitas;

VII. Registrar en su caso, los medicamentos u objetos que entregará al adulto mayor;

VIII. Proveer al adulto mayor de ropa y artículos de primera necesidad;

IX. En caso de albergue definitivo, visitar al adulto mayor semanalmente, en los días festivos y en su cumpleaños;

X. Mantener una conducta adecuada y no alterar el orden y la disciplina establecida en el albergue;

XI. Pedir autorización del director para introducir radios y cualquier aparato electrónico; y

XII. En caso de enfermedad que requiera de la atención de segundo nivel, hacerse cargo del adulto mayor, así como los exámenes y estudios de laboratorio que requiera.

Art. 36. Queda estrictamente prohibido a los responsables del adulto mayor:

1. Dar propinas o dádivas en efectivo o en especie al personal que labora en el albergue.

2. Intervenir en el funcionamiento interno del albergue tanto con el personal como con los usuarios; e

3. Introducir alimentos, bebidas alcohólicas, animales domésticos y análogos.

Capítulo VII
De las sanciones

Art.37. La falta de cumplimiento de las obligaciones por parte de los usuarios, o incurrir en las prohibiciones a que se refiere este Reglamento, serán objeto de las siguientes sanciones:

I. Amonestaciones por escrito por parte del director;

II. En caso de reincidir, una segunda amonestación, con copia al SEDIF así como al SMDIF; y

III. Una tercera reincidencia, implicará la salida definitiva del albergue, previa autorización de los DIF estatal/municipal.

Las amonestaciones y sanciones se integrarán al expediente personal del usuario.

Art. 38. Será motivo de expulsión definitiva:

I. Introducir bebidas alcohólicas o drogas enervantes;

II. Fumar en el interior de los dormitorios;

III. Conducta inadecuada, causar disturbios o daños a las instalaciones del albergue o residencia; y

IV. La agresión, falta de respeto o robo al personal o cualquier usuario del albergue.

En caso de expulsión definitiva, la persona responsable del adulto mayor será notificada por escrito, por el área de trabajo social, con visto bueno del director del albergue para que en un plazo de 72 horas se presente a recoger al adulto mayor.

Artículos transitorios

Artículo primero. El presente Reglamento entrará en vigor al día siguiente de su publicación en el Periódico Oficial, Órgano de Gobierno del Estado.

Art. 2° En lo no previsto por el presente Reglamento, se aplicará a las circulares y demás disposiciones aplicables que para tal efecto emita el SEDIF.

Art. 3° El albergue solo funcionará como estancia de día en su primera etapa y en su segunda como albergue temporal para los adultos mayores que no cuenten con él, ni con familiares que se hagan cargo de ellos, en tanto se tramita su ingreso en algún asilo.

Art. 4° El manual de operaciones de la casa del abuelo, será elaborado por el consejo coordinador en un término de ciento ochenta días, contados a partir de la entrada en vigor del Reglamento.

Art. 5° El presente Reglamento fue aprobado por la junta de gobierno del Sistema Estatal para el Desarrollo Integral de la Familia, en sesión celebrada en la ciudad de Zacatecas, capital del Estado del mismo nombre a los once días del mes de mayo del año dos mil diez.

FICHA TÉCNICA

GENERAL

Número de decreto Periódico Oficial Fecha de publicación Inicio de vigencia Legislatura
  49 19-junio-2010 20-junio-2010  

Por tratarse de una disposición de carácter administrativo, no contiene número de Decreto ni Legislatura.

Último cotejo de vigencia: agosto de 2010.