ACUERDO GENERAL QUE CREA EL CENTRO DE CONVIVENCIA FAMILIAR
SUPERVISADA DEL PODER JUDICIAL DEL ESTADO

Juan Antonio Castañeda Ruiz, Magistrado Presidente del Tribunal Superior de Justicia del Estado, en cumplimiento a las atribuciones que me confiere el artículo 13 fracción IX de la Ley Orgánica del Poder Judicial, hago saber, que el Pleno de este órgano colegiado en sesión ordinaria celebrada el 14 de mayo de 2015, emitió el siguiente

Acuerdo General que Crea el Centro de Convivencia Familiar Supervisada del Poder Judicial del Estado

Considerando

Que en fiel acato de la normatividad internacional que así lo exige: la Convención sobre los Derechos del Niño, en la que se establece que los menores deben recibir protección y cuidado necesarios para su bienestar y que los Estados respeten y garanticen sus derechos, tomando en cuenta las obligaciones comunes de sus padres o de las personas que los tengan bajo su responsabilidad, respecto de la crianza y desarrollo, atendiendo en todo momento al interés superior del menor; la Declaración Universal de los Derechos Humanos, al poner de manifiesto que los niños tiene derechos a cuidados y asistencias especiales y el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos, en el que se señala que todo niño tiene derecho a las medidas de protección por parte de su familia, de la sociedad y del Estado, independientemente de sus diferentes condiciones.

Que en observancia a lo dispuesto en la Ley para la Protección de los Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes, que faculta a las entidades federativas, para expedir normas legales y medidas administrativas necesarias para asegurar un desarrollo pleno e integral de los mismos que por mandato judicial, provisional o definitivo, se les ha determinado un régimen de convivencia con sus progenitores u otros familiares y garantizándoles un bienestar familiar y social.

Con la firme convicción de proporcionar un espacio neutral, digno y adecuado donde se logre la convivencia sana, pacífica, armónica de las niñas, niños y adolescentes con ambos padres, que por resolución judicial así lo determine, se crea el Centro de Convivencia Familiar Supervisada, como una auténtica herramienta para que los jueces familiares puedan dar efectividad a sus resoluciones en que decretan convivencia bajo resguardo oficial y/o entrega recepción de niñas, niñas y adolescentes y en el que se privilegie su derecho a convivir con ambos padres, en el que se cuente con personal humano calificado, e infraestructura pensada en los mismos; en el que se salvaguarde su seguridad, su integridad y se pondere el respeto a sus derechos humanos.

Por lo anterior y con fundamento en el artículo 100 fracción I de la Constitución Política del Estado, 11 fracción IX y XI de la Ley Orgánica del Poder Judicial del Estado, se emite el siguiente:

ACUERDO GENERAL QUE CREA EL CENTRO DE CONVIVENCIA FAMILIAR
SUPERVISADA DEL PODER JUDICIAL DEL ESTADO

Artículo primero. Se crea la unidad de apoyo a la función jurisdiccional denominada Centro de Convivencia Familiar Supervisada del Poder Judicial del Estado que funcionalmente dependerá de los juzgados del ramo familiar del Estado y de las salas civil y de lo familiar del Honorable Tribunal Superior de Justicia del Estado y administrativamente del Poder Judicial del Estado.

Art. 2º El Centro de Convivencia Familiar Supervisada del Poder Judicial del Estado, será el especio neutral con servicios multidisciplinarios en los que pueda darse de manera sana y pacífica la convivencia entre niñas, niños y adolescentes con el padre o madre no custodio u otros familiares, en cumplimiento a un mandato judicial y en casos excepcionales cuando se trate de asuntos extraordinarios.

Art. 3º El Centro de Convivencia Familiar Supervisada del Poder Judicial del Estado, prestará servicio gratuito los trescientos sesenta y cinco días del año en horario de lunes a viernes de 9:00 a 18:00 horas y sábados y domingos de 10:00 a 18:00 horas y tendrá su domicilio oficial en el lugar que oportunamente se designe al efecto.

Art. 4º El Centro de Convivencia Familiar Supervisada del Poder Judicial del Estado, estará integrado por:

a) Un director general;

1. Auxiliares; y

b) El personal multidisciplinario:

1.Psicólogos.

2. Trabajadores sociales.

3. Supervisores de convivencia.

4. Médicos. Y

5. Vigilantes.

El número de trabajadores y el personal que ocuparán los anteriores cargos será determinado por el Honorable Pleno del Tribunal Superior de Justicia, de acuerdo al presupuesto y necesidades del servicio.

Las atribuciones de cada uno de los integrantes del Centro de Convivencia Familiar Supervisada del Poder Judicial del Estado, quedarán establecidas en el reglamento que regirá el propio Centro.

Art. 5º El Centro de Convivencia Familiar Supervisada del Poder Judicial del Estado, prestará sus servicios, previa orden por escrito de autoridad judicial, que deberá contener la transcripción del acuerdo o resolución judicial, datos del expediente, el tipo de juicio y el servicio requerido.

Art. 6º El Centro de Convivencia Familiar Supervisada del Poder Judicial del Estado, tendrá por objeto:

a) Facilitar un espacio neutral para llevar a cabo convivencias supervisadas de niñas, niños y adolescentes con el padre o madre no custodios u otros familiares, cuando así lo ordene una autoridad judicial;

b) Supervisar la entrega recepción de los mismos, en el momento señalado para el inicio de la convivencia fuera de las instalaciones del Centro con la persona autorizada por autoridad judicial;

c) Prestar atención psicológica individual, terapias grupales y de integración a niñas, niños y adolescentes y a sus progenitores, para restablecer las relaciones familiares;

d) Ofrecer evaluaciones de personalidad, socioeconómicas y de entorno;

e) Ofrecer talleres psicoeducativos; y

f) Prestar servicios extraordinarios, atinentes al objetivo principal.

Art. 7º Los servicios del Centro de Convivencia Familiar Supervisada del Poder Judicial del Estado, podrán suspenderse por alguna de las circunstancias señaladas en el reglamento del propio Centro que impidan llevar a cabo la sana convivencia.

Art. 8º Las disposiciones generales y las medidas de seguridad del Centro de Convivencia Familiar Supervisada del Poder Judicial del Estado, quedarán establecidas en el reglamento del Centro.

Lo no previsto en el presente Acuerdo, será sometido a consideración del Honorable Pleno del Tribunal Superior de Justicia del Estado.

Art. 9º La oficialía mayor del Tribunal Superior de Justicia, deberá encargarse que al día veintiuno de septiembre del año dos mil quince, el Centro de Convivencia Familiar Supervisada del Poder Judicial del Estado, disponga de inmueble, personal, equipo, mobiliario y todo lo necesario para su funcionamiento.

Art. 10. Se fija como fecha de inicio de funciones del Centro de Convivencia Familiar Supervisada del Poder Judicial del Estado, el lunes veintiuno de septiembre del año dos mil quince, ordenándose publicar noticia de lo anterior en los estrados de los juzgados del Estado y en el Periódico Oficial, Órgano del Gobierno del Estado.

Art. 11. Se deberá hacer del conocimiento del presente Acuerdo General a las siguientes autoridades: Secretaría General de Gobierno, secretarías de despacho, Suprema Corte de Justicia de la Nación, Juzgados de Primera Instancia del Estado, autoridades federales, colegios de abogados y Notarios de la Entidad.

Artículo transitorio

Único. El presente Acuerdo General para su validez deberá publicarse en el Periódico Oficial, Órgano del Gobierno del Estado y entrará en vigor el día 21 de septiembre del año 2015.

Zacatecas, Zac., a 18 de septiembre de 2015

El Magistrado Presidente del Tribunal Superior
de Justicia del Estado
Lic. Juan Antonio Castañeda Ruiz

El Secretario General de Acuerdos del Tribunal
Superior de Justicia
Lic. Beatriz Elena del Refugio Navejas Ramos

FICHA TÉCNICA

GENERAL

Número de decreto Periódico Oficial Fecha de publicación Inicio de vigencia Legislatura
  75 19-septiembre-2015 21-septiembre-2015  

Por tratarse de una disposición de carácter administrativo, no contiene número de Decreto ni Legislatura.

Último cotejo de vigencia: octubre de 2015.